Guillermo Caram condiciona pacto fiscal a la firma de un amplio convenio político

Por Jose Angel Bratini viernes 19 de agosto, 2016

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. El economista y exgobernador del Banco Central, Guillermo Caram condicionó el pacto fiscal a la firma de un amplio convenio político que sirva como marco de referencia e inspiración a pactos específicos, endosado por los diferentes sectores empresariales y productivos del país.

Entrevistado por el periodista Manuel Jiménez en el programa Propuesta de la Noche por Digital 15, Caram señaló entre las prioridades de dicho pacto, la disciplina fiscal y la eliminación de la fiscalidad deficitaria. “Esto se puede hacer de dos formas, primero rediciendo el gasto, reorientándolo y mejorando su calidad para así comenzar a tener excedente; y, segundo, con una reforma tributaria que simplifique el sistema tributario, incluyendo la reducción de tasas y eliminación de algunos impuestos”.

El economista y miembro del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), dijo que de esta forma se tendría un impacto favorable en el mejoramiento de la economía, en los presupuestos familiares y el Gobierno aumentaría su recaudación.

El otro orden, Caram señaló que durante su comparecencia ante la Asamblea Nacional el pasado 16 de agosto, el Presidente de la República omitió como financiará la situación fiscal y el incremento del gasto que conlleva la aplicación de su propuesta de Gobierno para el próximo cuatrienio.

El experto en temas económicos, precisó que el presidente Medina debió hablar al pueblo dominicano sobre las líneas del financiamiento. “Nos quedamos esperando que aclarara si éstas incluyen nuevos impuestos o reducción de gastos, que equivaldrían a nuevas recaudaciones o al uso de mayores disponibilidades de dinero; o si, por el contrario, va a seguir con el financiamiento interno como quiere el Fondo Monetario Internacional”.

Expresó que en ese sentido su discurso no le tranquiliza, aunque encuentra loables los objetivos y metas que se propone lograr durante su segundo período dirigiendo los destinos del país.

En cuanto al manejo de la deuda, Guillermo Caram sostuvo que aunque de momento la situación es manejable, el país no va por la ruta que debe ir un crecimiento económico para que sea sostenido y sustentable, y puntualizó que el exceso del financiamiento a la situación fiscal y a la balanza de pagos, hay que afrontarlo con mucha prudencia.

Al referirse a la carta del FMI al Gobierno sobre el cumplimiento en el pago de la deuda contraída, reconoció que República Dominicana está cumpliendo y mientras lo esté haciendo le van a seguir prestando. “Tenemos que tener en cuenta, que esto será hasta que llegue un financiador que nos diga que no, otros hagan lo mismo y dejen de afluir recursos fresco. Entonces, no solamente vamos a dejar de recibir lo que podíamos recibir, sino que los capitales financieros se irán y vendría un desajuste que, definitivamente, debemos evitar que suceda”.

No obstante, dijo que si bien al colocar los bonos en el mercado financieros las ofertas superan las expectativas, se debe a una tasa de interés del 5 al 7 %, muy por encima del .25% que ofrece, por ejemplo, la tasa federal en Estados Unidos. “Esto es, prácticamente 20 veces lo que estamos pagando por los bonos soberanos. El que tiene dinero, en lugar de guardarlo en la reserva federal al .25%, prefiere invertirlo al 5 o al 6%.