Guido Gómez y la dinamización del PRD

Por Jesús M. Guerrero lunes 16 de abril, 2018

Con las sentencias dictadas por el Tribunal Superior Electoral, la primera, que ordena la convención y la segunda que reintegra a Guido Gómez Mazara, le han propinado golpes certeros a la conveniente versión de “institucionalidad” a la que MVM ha sometido al PRD. Lo que ha traído al terreno de batalla, como era de esperarse que algunos rostros familiares que en el pasado endosaron al que ostenta un dominio fementido del Partido Revolucionario Dominicano, hoy anuden esfuerzos junto a GGM.

Una figura del perredeismo histórico como lo es Tonty Ruttinel, siempre se percibió como estampa del miguelismo. Hoy lo vemos, uniendo voluntades con la lucha que encabeza Guido Gómez, porque no es secreto para nadie, que un partido pequeño solo garantiza negocios grandes para unos pocos y las aspiraciones políticas quedarían en cosas del pretérito.

Otra pieza clave del equipo de MVM, fue el exvocero de la Cámara de Diputados, Ruddy González, no estará del lado de quien en el pasado fuese su “líder”, residirá en la acera del frente adversando todo lo que representa el miguelismo. Para nadie debe ser sorpresa, ya que es de sabios rectificar los errores, si el partido del jacho continua transitando el camino de las bisagras electorales no habrá nada que buscar eventualmente.

Es un hecho público, lo que piensa actualmente el Dr. Andrés Henríquez respecto a MVM, los personajes que fuesen catalogados leales a MVM hoy lo retan a someterse al escrutinio ciudadano, son muy pocos los que se han mantenido a su lado y con razones entendibles y de peso. Una cosa es acompañarlo al cementerio y otra muy diferente enterrarse con él.

Probablemente, el presidente ilegítimo del PRD, se pregunta: ¿Dónde estará el exalcalde de Santo Domingo Norte?, ¿Cómo puede una tendencia política sobrevivir el paso del tiempo, perdiendo sus dirigentes claves?

En el 2008, MVM entró al escenario político como un huracán y lo hemos visto reducirse a un ventarrón anémico. La única inyección de vitalidad que ha recibido es el cargo de Canciller y no ha podido cumplir las expectativas de las bases del partido blanco o no le ha interesado. A la sazón se avista después de las sentencias que ha catalogado de chantaje e intimidación de parte del TSE, que en el pasado felicitó por la visión jurídica que tanto lo benefició, como reza el bolero del príncipe de la canción: “Ya lo pasado, pasado. No me interesa.”

Antes fueron muchos los que siguieron al autoproclamado MVP, hoy son pocos los que se han mantenido a su lado. Como reza el argot popular, se pueden contar con los dedos de las manos y habría que caminar entre ellos como Diógenes de Sinope con lámpara en la mano, no buscando hombres honestos, sino quien se encuentra al lado del tristemente célebre MVM; por convicción y no por dádivas.

Se vislumbra que al oficialismo no le interesa mucho el destino de MVM y su pequeña agrupación. Lo que les aportó en los comicios del 2016, ya no es posible que lo pueda ofrecer ni garantizar. Son más rencores que agradecimientos lo que le depara el futuro para MVM; por eso el temor a enfrentar a Guido Gómez Mazara en un proceso netamente democrático.

Se visualiza a un MVM derrotado y dando patadas de ahogado. Sin posibilidad de revitalizar su tan dañada imagen, ante un GGM que lo está sometiendo, por mantener paciencia en su lucha que por más zancadillas no claudico en ningún momento ni siquiera por tantas manifestaciones de pesimismo de las que fue objeto. El pasar del tiempo que es el mejor juez, le ha dado la razón, los que ayer apoyaron a MVM, hoy están con GGM.

Un PRD que ha dinamizado Guido Gómez Mazara, ante un inevitable replanteamiento del tan maltrecho sistema de partidos políticos, todo lo que representa MVM no tendría espacio y estaría acabando su tan tumultuoso ciclo electoral.

Creo prudente concluir con la siguiente frase de Józef Pilsudski: “Ser derrotado sin rendirse, esa es la auténtica victoria.”

Por Jesús M. Guerrero

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar