Guerrilleras de las FARC celebran su primer Día de la Madre en paz

Por El Nuevo Diario Sábado 13 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN JOSE DEL GUAVIARE, COLOMBIA, 13 may (EFE).- Guerrilleras de las FARC celebraron hoy en el sur de Colombia el Día de la Madre, el primero desde la firma de la paz con el Gobierno, entre poemas, música, bailes y la esperanza de que sus hijos crezcan por fuera de la guerra.

"Mi hijo nació dentro de la guerrilla, pero crecerá fuera de las FARC", proclamó orgullosa la guerrillera Noemí Montoya, alias Karen Sueguer, en declaraciones a Efe en la zona veredal de Colinas, en el selvático departamento del Guaviare.

Con su hijo Dumer Alexis de trece meses en brazos, Noemí explicó que en los campamentos de las FARC todos colaboran para criar a los pequeños, una tarea que no era fácil cuando las guerrilleras permanecían en las selvas.

"Un campamento de las FARC es un buen ambiente para criar a un niño, todos ayudan a las madres y la alimentación aquí es muy buena", agregó.

La joven insurgente reconoció que no contempla que su hijo crezca como guerrillero y espera que sea educado en una escuela del Gobierno como el resto de los niños de su edad.

En la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) donde vive Noemí tras la firma del acuerdo de paz hay más de 200 mujeres y decenas de niños que corren felices entre el barro y la maleza ajenos a la guerra que los concibió y los vio nacer, pero que a diferencia de ellos ya da sus últimos suspiros de vida.

"Llevo en la guerrilla desde los 14 años y hoy estoy celebrando el día de las mamás, que es lo más primordial en esta vida", explicó a Efe Ingrid Sainz , quien reconoce que hace mucho, demasiado tiempo, que no habla con su madre.

La joven, vestida todavía con el uniforme de rigor de los peores años del conflicto de más de cinco décadas que sufrió este país, resalta que lo más importante en el proceso de paz es "la calma y la paciencia", atributos, casualmente, propios de cualquier madre.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla más antigua del país, alcanzaron un acuerdo de paz con el Gobierno en noviembre pasado, en virtud del cual han iniciado un proceso hacia su desmovilización y desarme.

Después de esas negociaciones, el Gobierno inició en febrero pasado en Quito diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con miras a poner punto final al conflicto armado en Colombia.

Miquel Vera