Guerra de propaganda electoral

Por Marino Ramírez Gullón lunes 20 de enero, 2020

Casi cuatro semanas mortíferas nos restan dentro de la presente campaña, tiempo en el que escucharemos y leeremos todo tipo de propaganda electoral falsa o verdadera procedente de candidatos y partidos que buscan ganarse el voto de la población bajo cualquier circunstancia.

Las encuestas pre pagas o independientes estarán a la orden del día siempre proclamando como futuro ganador al mejor postor, no quiero decir que haya encuestadoras independientes pero son las menos.

Los celulares y equipos de grabación también juegan un papel fundamental en esta campaña y contra campaña de difusión y confusión a favor o en contra de todos.

Víctima reciente el senador Félix Vásquez quien fue atrapado señalando en un mitin partidario que los empleados públicos que no se sumen a los candidatos oficiales podrían ser cancelados de sus puestos.

Anteriormente el esposo de una senadora de la región Este también fue filmado hablando de temas indelicados que más que bien hicieron mal a su compañera y candidata también del Partido de la Liberación Dominicana.

En fin en estos días de próximas elecciones municipales escucharemos cualquier cosa que se llame propaganda o campaña limpia o sucia que traducida a la política dominicana es todo lo posible de hacer para desacreditar al contrario o ganar votos propios.

La Junta Central Electoral tiene que bañarse en el río y saber guardar la ropa pues como van las cosas podrían sus miembros salir embarrados con eso de imponer el llamado voto electrónico que tanta controversia ha originado desde las famosas elecciones primarias.

Mi recomendación es  a los candidatos que en vez de dedicarse a desacreditar al contrario que realicen un trabajo en procura de vender su imagen electoral para que puedan ganar en febrero.

Se pierde mucho tiempo tratando de hacer daño a los demás en vez de promover sus propias virtudes.

Propaganda y contra propaganda son máximas de campaña en cualquier parte del mundo pero en estos países subdesarrollados los estrategas las tienen como su punto de inflexión máximo.

Veamos quienes ganan al final del camino.

Por Marino Ramírez Grullón

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar