Guatemala apuesta por la coordinación de la región ante la política de Trump

Por El Nuevo Diario viernes 31 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.-El ministro de Exteriores de Guatemala, Raúl Morales Moscoso, cree que la región centroamericana se enfrenta a un "reto importante" con la presidencia de Donald Trump, por lo que cree que es el momento de que los países implicados estén "coordinados".

Guatemala, que el año que viene celebrara por primera vez la Cumbre Iberoamericana en la ciudad de Antigua, tiene más de 3,5 millones de inmigrantes en Estados Unidos y el canciller guatemalteco reconoce que la política migratoria del presidente estadounidense "preocupa" al país.

Una de las primeras medidas que pusieron en marcha tras las elecciones estadounidenses fue la creación de TRICAMEX -junto con México, Salvador y Honduras-, por el que los cuatro países coordinaron la actuación de sus consulados "para proteger a sus inmigrantes de la mejor manera posible", explica en una entrevista con Efe.

El objetivo no es protegerles del Gobierno de Estados Unidos, sino coordinar sus servicios, porque "más que nunca" es necesario "estar alerta" y se "respeten" los derechos humanos.

"Una cosa es deportar a alguien con una orden de deportación y otra hacerlo sin ella", aclara.

Hasta ahora, los niveles de deportaciones de guatemaltecos en Estados Unidos se mantienen "similares" a los de 2017, lo que cumple la promesa que le hizo la nueva administración de que no iba a realizar "deportaciones masivas" y Estados Unidos seguirá apoyando la región, reconoce.

"El inmigrante guatemalteco se va por razones económicas, no por razones de seguridad", subraya el canciller, que recuerda que el país ha reducido en la última década el número de muertes violentas cerca de un cuarenta por ciento.

Centroamérica se ha convertido "lamentablemente" en un corredor de los grandes flujos migratorios de América Latina hacia Estados Unidos, una vía de paso no solo de personas, sino también de drogas y armas -procedentes de Estados Unidos hacia el sur del continente-.

Morales subrayó el compromiso de Guatemala en tratar "con dignidad" a las personas que se dirigen en busca de una vida mejor a Estados Unidos, un objetivo en el que trabajan "coordinadamente" con el resto de países de la región.

Respecto a la situación que atraviesa Venezuela, el canciller guatemalteco se muestra cauto: "Guatemala sufrió un conflicto durante 35 años, estamos convencidos de que solo el diálogo va a poder poner de acuerdo a todos los sectores".

No oculta tampoco su "preocupación" por la decisión adoptada ayer por la Justicia venezolana, ya que considera que la separación de poderes es un "elemento fundamental en democracia".

En lo relativo al ‘diferendo territorial’ que Guatemala mantiene con Belice, por el que le reclama aproximadamente la mitad de su territorio, el canciller mostró su voluntad de que el proceso, que está pendiente de que ambos países realicen un referéndum, siga avanzando.

El año pasado la tensión se acrecentó con la muerte de un menor guatemalteco en la zona de adyacencia Belice-Guatemala, lugar que fue visitado recientemente por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El canciller advirtió al país vecino: "Si vuelve a tocar un campesino, se acabo todo el proceso, no podemos aceptar la violación de derechos humanos".