Grecia aplaza a abril su objetivo de llegar a un acuerdo con acreedores

Por El Nuevo Diario viernes 17 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ATENAS.- Las posibilidades de que Grecia y sus acreedores alcancen un acuerdo que permita cerrar la segunda evaluación del programa de rescate hasta el Eurogrupo del lunes se han vuelto remotas y el Gobierno apunta ahora a la cita del 7 de abril como nueva meta.

Según coinciden en señalar hoy los medios locales griegos, los acreedores europeos no ven posible que los tres días que quedan hasta la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona sean suficientes para superar la serie de problemas que todavía hay que resolver.

Entre ellos figura llegar a un consenso sobre el número de años en los que Grecia deba alcanzar un superávit primario -antes del servicio de la deuda- del 3,5 % del PIB una vez finalizado el programa de asistencia financiera, es decir, a partir de 2019.

Tampoco se ha alcanzado un acuerdo en lo que respecta a los detalles de las medidas financieras adicionales que Grecia se ha comprometido a aplicar a partir de ese año para garantizar que podrá alcanzar ese elevado superávit primario.

Para hacerlo deberá reducir el mínimo exento de impuestos y aplicar nuevos recortes a las pensiones, dos temas que han levantado nuevas ampollas en el partido del Gobierno, Syriza.

A ello se suma el enfrentamiento entre el Gobierno de Alexis Tsipras y los acreedores, en especial el Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre la reforma laboral, una cuestión que, según dice hoy el diario Kathimeriní citando a una fuente europea de las negociaciones, es actualmente irresoluble y deberá quedar para la tercera revisión del rescate.

Mientras, el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, ya no habla de un acuerdo hasta el lunes sino apunta al Eurogrupo que se celebrará el 7 de abril.

En una sesión de la comisión parlamentaria de Finanzas, Tsakalotos dijo que el escenario "más probable" y una "meta alcanzable" es el 7 de abril.

El ministro volvió a condicionar el cierre de las negociaciones a que los acreedores se comprometan a abrir el debate sobre la reestructuración de la deuda a medio plazo, para que Grecia pueda regresar al programa de compra de bonos del Banco Central Europeo (BCE).

La reestructuración de la deuda es una de las condiciones que ha puesto también el FMI a cambio de participar en este tercer rescate, en el que por ahora solo tiene un papel de asesor.

Según informaciones del diario Financial Times, el Partido Republicano en el Congreso de Estados Unidos estaría presionando al presidente, Donald Trump, para que aumente su influencia en el FMI y le lleve a no participar en el programa de ayuda a Grecia.

Mientras tanto, la situación económica en Grecia vuelve a empeorar y tras los datos sobre el retroceso económico y el aumento del paro registrado en el último trimestre de 2016, después de varios meses con signos positivos, hoy se han publicado cifras sobre el aumento de las deudas al Estado de particulares y empresas.

Tan solo en enero, los atrasos al Estado sumaron 1.630 millones de euros, elevando la deuda total a 96.920 millones de euros, según los datos publicados hoy por la Oficina de Recaudación Pública.

Apple Store Google Play
Continuar