Gran Bretaña arresta a uno más por el ataque en Manchester

Por Associated Press domingo 28 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES (AP) — Gran Bretaña arrestó el domingo a un sospechoso relacionado con el ataque suicida en Manchester, mientras que una alta funcionaria dijo que miembros de la red del atacante Salman Abedi podrían seguir prófugos.

Abedi, un británico de 22 años de ascendencia libia, mató a 22 personas el 22 de mayo al finalizar el concierto de Ariana Grande.

La policía de Manchester informó el domingo que un hombre de 25 años fue detenido en la ciudad sospechoso de ofensas terroristas. Otros 11 hombres de entre 18 y 44 años también están bajo custodia.

Agentes armados y perros entrenados realizaron un operativo en una casa en Moss Side, una zona de clase trabajadora en Manchester. La mayoría de los allanamientos y detenciones realizados desde el lunes han sido en el sur de Manchester, una zona multiétnica donde Abedi nació y creció.

La policía tiene ahora a 12 sospechosos bajo custodia _incluyendo a Ismail Abedi, hermano mayor de Salman_ y ha allanado bienes en la región noroeste de la ciudad inglesa. En Libia, otro hermano y el padre de Abedi fueron detenidos.

“El operativo avanza aceleradamente”, dijo la ministra del Interior, Amber Rudd.

“Hasta que la operación se complete, no podemos estar seguros de que esté cerrado”, agregó la funcionaria.

El sábado, Gran Bretaña bajó su índice de alerta oficial de terrorismo, de “crítica” a “severa”, luego que la policía reportó el desmantelamiento de una gran parte de la red de Abedi.

La policía ha divulgado imágenes del atacante tomadas por cámaras de seguridad la noche del ataque, y ha pedido al público que le ayude a encontrar más información sobre sus últimos días. Las autoridades dicen que Abedi regresó de Libia el 18 de mayo y posiblemente terminó de armar su bomba en un apartamento rentado en el centro de Manchester.

Las medidas de seguridad eran fuertes en eventos importantes el domingo en toda Gran Bretaña, incluyendo la carrera Great Manchester Run, donde había policías armados con metralletas.

El gobierno ha sido criticado por haber reconocido que Abedi estaba bajo el radar de los servicios de seguridad pero no era un foco importante de investigación.

Rudd dijo el domingo que las agencias de inteligencia están vigilando a 3.000 presuntos extremistas y que tienen un conjunto de 20.000 personas de interés.