Google, multado en Francia con 1 millón de euros por “clasificación engañosa”

Por EFE lunes 15 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- El gigante de internet Google fue sancionado este lunes en Francia con una multa de 1,1 millones de euros por prácticas comerciales engañosas, tras haber creado y mostrado una clasificación de hoteles por estrellas según su propios criterios y algoritmos en paralelo a la clasificación oficial.

“Hemos transigido con la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) y hemos hecho las modificaciones necesarias para reflejar solo la clasificación francesa de hoteles en los motores de búsqueda y mapas de Google”, indicó a EFE un portavoz de la empresa que precisó que no se trata de una condena sino de un trato.

En Francia, las estrellas de los hoteles son otorgadas por la Agencia de Desarrollo Turístico (Atout), de control estatal.

En 2019, la Fiscalía abrió una investigación tras la deposición de varias denuncias por parte de hoteleros que criticaban una clasificación engañosa de los alojamientos turísticos.

La investigación de la DGCCRF “ha demostrado el carácter engañoso de la clasificación de hoteles por Google, en particular en su motor de búsqueda”, indicó dicha entidad en un comunicado transmitido este lunes a la prensa gala.

En la nota, la Dirección de Represión de Fraudes indica que Google Irlanda y Google Francia han corregido sus prácticas y que tras un acuerdo con la Fiscalía de París han aceptado pagar 1,1 millón de euros en compensación.

Según la investigación, en un 30 % de los casos el índice de Google mostrado en el motor de búsqueda, en aplicaciones de mapas y en su apartado de reservas hoteleras, no se correspondía con la clasificación de estrellas establecida por Atout.

Desde septiembre de 2019, Google restableció en su servidor el orden de estrellas de Atout, en lugar del suyo propio formado a partir de “criterios personales”, según la investigación, que denuncia una práctica particularmente dañina para los consumidores y engañosa sobre las prestaciones que pueden esperar de un alojamiento.

Según Google, antes de dicho cambio, la clasificación reflejaba una nota atribuida en función de diversas informaciones procedentes de terceros y disponibles en línea, mientras que ahora se basan únicamente en la información de Atout.

El gigante estadounidense tuvo que pagar 150 millones de euros en diciembre de 2019 por imponer reglas opacas a sus anunciantes en el motor de búsqueda abusando de su posición dominante en el mercado.

También tuvo que pagar casi mil millones de euros para cerrar un contencioso fiscal que tenía abierto en Francia por irregularidades en el impuesto de sociedades entre 2011 y 2014, cifra que el Gobierno francés consideró “récord”.