Gonzalo Castillo: Un candidato a vencer

Por Luis Columna Solano martes 20 de agosto, 2019

De acuerdo con el concepto de sangre nueva sugerido por el presidente Danilo Medina, en su deseo de que nuevas figuras participen en primera línea política por la nominación a la presidencia de la República, la candidatura de Gonzalo Castillo representa la mejor opción a vencer, para, de esta manera, Leonel demostrar que sigue siendo el líder indiscutible del PLD y, por consiguiente, a partir del 16 de agosto del año 2020, próximo presidente de la República.

La salida del exministro de Obras Públicas en busca de la candidatura presidencial peledeísta, lejos de representar un problema para Leonel, constituye un escollo en las aspiraciones de los demás compañeros de la tendencia danilista, (Montás, Segura, Domínguez Brito, Navarro, Baret y Pared Pérez), quienes ven en Gonzalo un aventajado que, dentro de esa corriente, va por el camino del centro, porque, entre otras razones, se ha definido como el más leal y genuino danilista.

No es cierto que el presidente Medina vaya a escoger un candidato específico para intentar derrotar a Leonel en las primarias del 6 de octubre. El presidente Medina, en su último y más reciente discurso a la Nación, habló de la conveniencia de que en el próximo torneo electoral  2020 la sociedad política se aboque a la participación activa, no sólo con votar, sino también con la presentación de caras nuevas como oferta electoral.  Aquel  mensaje fue sacado de contexto y llevado al plano personal y político entre el primer mandatario y el expresidente Leonel Fernández en su lucha interna por la candidatura presidencial PLD 2020.

Al día siguiente, el presidente se reunió en Palacio con  exministros  de su  gobierno y altos dirigentes del PLD que habían mostrado, meses atrás, el deseo de recibir su bendición a modo de apoyo político para alcanzar la candidatura presidencial. Este hecho, en conjunto con las declaraciones de cercanos colaboradores suyos de que el danilismo iría unido contra Leonel, ha creado un problema entre ellos, mientras Fernández se afianza cada día más como seguro candidato presidencial.

El presidente Medina, en caso de apoyar a un precandidato peledeísta contra otro del mismo partido, llámese Leonel, perencejo o sutanejo, comprometería su liderazgo, pues una decisión así pondría en juego el orden natural del sistema político y, por vía de consecuencia, un resultado impredecible que podría no gustar al PLD como soporte político del gobierno. Por ello, es nuestra opinión que el jefe del estado, en sus más recientes apreciaciones, ha sido sacado de contexto y que sabrá guardar su legado histórico acorde con su alta investidura.

Un dato importante a destacar es que Leonel y Danilo han sido, exactamente al día de hoy, tres veces candidatos presidenciales de la organización. Visto lo visto, es palpable que sólo ellos tienen el suficiente arraigo popular y político para influir en el resultado final que puede mantener al partido morado de la estrella amarilla en el poder o echarlo del mismo.  En consecuencia, la precandidatura de Gonzalo y demás contrincantes de Leonel harán un buen papel en este proceso primario; un grupo se retirará, y de este mismo grupo, dos o tres aspirantes serán vencidos, y, entonces, el PLD y su gobierno trillarán juntos un camino hacia el mantenimiento del poder.

Autor: Lic. Luis Columna Solano

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar