Gonzalo Castillo desata los demonios entre “delfines danilistas”

Por Abraham Montero viernes 16 de agosto, 2019

La crisis que sacude al gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) continúa al “rojo vivo” sin que se vislumbre un asomo de unidad a corto ni mediano plazo como consecuencia de las profundas heridas morales y personales entre leonelistas y danilistas dejadas por la lucha hacia la Presidencia de la República.

A menos de dos meses para la celebración de las primarias en ese partido, o sea, el 6 de octubre próximo, y a un año para que el presidente Danilo Medina abandone las escalinatas del Palacio Nacional, sería un poco iluso pensar que en el PLD puede producirse una recomposición total de sus fuerzas.

En partido morado con la estrella amarilla, como lo bautizó su líder y fundador, profesor Juan Bosch, hay actualmente varios frentes de batallas abiertos con miras a las primarias convocadas por la Junta Central Electoral (JCE), no solo con Leonel Fernández sino con los llamados “delfines” del presidente Medina.

Los precandidatos presidenciales identificados con los lineamientos del presidente Medina tendrán que batirse ahora en dos frentes de batalla, que los colocan por igual en un terreno de confrontación y debilidad interna, para enfrentar con éxito las aspiraciones del expresidente  Fernández.

El denominado “Grupo de los Seis”, que integran Reinaldo Pared Pérez, Carlos Amarante Baret, Temístocles Montás, Francisco Domínguez Brito, Andrés Navarro y Radhamés Segura, se ha apertrechado tras la inesperada salida al ruedo del exministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Gonzalo Castillo, provocando una verdadera rebelión.

Algunos de estos “delfines danilistas” cuestionan que el barahonero Gonzalo Castillo no tiene méritos sobrados en el PLD para ser su candidato presidencial y hasta lo han calificado como  advenedizo, lo que ha declarado una guerra entre ellos.

El llamado “Grupo de los Seis” habían suscripto un acuerdo, que el conocimiento del presidente Medina, donde se comprometían a exponerse a un estudio de mercado con tres empresas encuestadoras, y quien resultara favorecido por lo menos en dos de las encuestas, en septiembre próximo, será el precandidato para enfrentar al expresidente Fernández en las primarias.

Pero desde que Gonzalo Castillo anunció sus aspiraciones a la precandidatura presidencial por el PLD, le echó una pasta de jabón al sancocho al acuerdo hecho por ese grupo, desatando los demonios entre los “delfines danilistas o el equipo sangre nueva”.

Cada día que pasa la situación interna en el PLD es más tensa, y ahora algunos de los precandidatos danilistas, como es el caso de Carlos Amarante Baret, acusa a Gonzalo Castillo de utilizar sus influencias en Obras Públicas y presionar a los alcaldes que no lo apoyan con suspenderles el asfaltados de calles en sus municipios.

Los aspirantes presidenciales danilistas tendrán que someterse el próximo mes de septiembre al escrutinio de las encuestas para ver si pasan el examen, aunque sabemos que solo uno saldrá victorioso para enfrentar en la contienda del 6 de octubre al presidente del PLD y expresidente de la República, Leonel Fernández.

Algunos de los “presidenciables danilistas” están haciendo “bembitas”, y no es para menos, porque ven a Gonzalo Castillo como el pupilo de Danilo Medina para enfrentarlo el expresidente Fernández en las primarias venideras. De acuerdo a informes la línea que se ha bajado desde el Palacio Nacional es apoyar al barahonero.

Muchos de los que estamos en el play mirando el juego nos preguntamos: ¿En caso que desde el Palacio Nacional impongan a Gonzalo Castillo como precandidato presidencial, votarían los seguidores de los demás  “delfines” por él, le ganaría Gonzalo Castillo las primarias de octubre a Leonel Fernández?, hay muchas razones para dudarlo.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar