Gobierno y comunidad distinguen profesora Lucía Medina; en Santana, liceo lleva su nombre

Por El Nuevo Diario Jueves 11 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, TAMAYO, BAHORUCO.- Se trata de la profesora Lucía Medina Vólquez, consagrada educadora por más de 35 años, fundadora de la comunidad. A sus 82 años, “Boba” como le llaman. Los que la conocen la definen como una heroína anónima, de carácter fuerte y con valor humano desbordante. Es por ello que cuando el Comité de Desarrollo de Santana propuso su nombre, fue acogido a unanimidad.

Lucía ahora se dedica a llevar la palabra de Dios casa por casa. Lo hace con la misma entrega que educaba los niños en Santana. Pero su vocación y entrega son genuinos. Aun se interesa por los estudiantes.

“Todavía está fuera de la escuela y ella viene a hablar con uno. Se preocupa por saber cómo están los estudiantes”, precisó Reyes. La humilde maestra prefirió no posar ante las cámaras, lo que con sutileza logró sustituir con una fotografía suya.

Primer Liceo Secundario en Santana

El Liceo Lucía Medina Vólquez, es el primero del nivel secundario en el distrito municipal de Santana. Consta de 9 aulas y beneficiará a 210 estudiantes. Agradecen al presidente Danilo Medina el haberlos tomado en cuenta. Dicen llevaban más de 14 años demandando el plantel.

“Muy agradecida del presidente Danilo Medina, porque antes los jóvenes de aquí no iban al liceo. Tenían que caminar cuatro kilómetros a pie y la mayoría se quedaba vagando por la calle”, afirmó Reyes.

“Ahora sí tenemos un desarrollo avanzado después del liceo construido por el Gobierno”, puntualizó la directora.

Antes, los jóvenes estudiantes recibían docencia en tres aulas prestadas por la escuela básica Gregorio Billini. Igualmente, hacían uso de dos enramadas en el mismo plantel para suplir la demanda.

Allí se sentían hacinados y acorralados, pero ahora cuentan con un amplio y confortable plantel. Las calles de los alrededores del centro educativo también fueron asfaltadas y señalizadas.

El distrito municipal de Santana pertenece al municipio de Tamayo, provincia Bahoruco. Se trata de una comunidad laboriosa, dedicada principalmente al cultivo de plátano.

Explica el pastor Andrés Navarro, que Santana es un pueblo muy unido, de gente trabajadora. Esa unidad permitió que la escuela se levantara sobre los terrenos del play de la comunidad.

"Seguimos dando pasos"Los deportistas se sacrificaron para ver los frutos de la Revolución Educativa. Confían en que Danilo Medina les construirá otro play mejor. “La comunidad ha ido creciendo y seguimos dando pasos”, enfatizó Navarro.