Gobierno venezolano captura al menos a 26 personas que acusa de “terrorismo”

Por EFE lunes 22 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Caracas.- El vicepresidente ejecutivo venezolano, Tareck el Aissami, informó este lunes que en las últimas horas fueron detenidas al menos 26 personas a las que acusó de “actos terroristas” registrados como parte de la ola de protestas que inició hace 52 días en el país.

“Durante el día de hoy se suscitaron varios eventos, focos, al más criminal estilo colombiano de (el expresidente) Álvaro Uribe Vélez, focos terroristas para (…) forzar un paro armado”, aseguró el funcionario en declaraciones difundidas por el canal estatal VTV.

En “un breve balance” de lo que ocurrió en las últimas horas, El Aissami señaló que en el estado Bolívar (sur), un “grupo de terroristas” asaltó en la ciudad de Puerto Ordaz las instalaciones de la operadora de transporte público e incineró 53 autobuses, lo que causó pérdidas estimadas en 11 millones de dólares.

“Debemos informar que han sido capturados el día de hoy los ciudadanos José Gregorio Ramírez y el ciudadano Jesús Martínez Espinoza”, detalló el funcionario, quien señaló a los detenidos como “responsables de esta detestable acción terrorista”.

Además, informó que en el municipio Baruta, en el este de Caracas y que hace parte del estado Miranda, del que el líder opositor Henrique Capriles es gobernador, fueron quemados en instalaciones de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dos autobuses y una ambulancia.

Según el vicepresidente, dos Centros de Diagnóstico Integral (CDI, ambulatorios de atención médica) ubicados en las localidades de Carrizal y Baruta también fueron asediados.

“No reportaron en ninguna de las dos acciones terroristas ni heridos ni fallecidos”, apuntó El Aissami, quien confirmó que cinco personas más fueron capturadas como “responsables del incendio”.

En Miranda se registraron asimismo 16 capturas que, según el vicepresidente, “formaban parte de la célula armada que tenía sitiadas a varias comunidades” en la zona conocida como los Altos Mirandinos.

“Fueron decomisados más de tres camiones de bombas molotov y también encontramos un taller donde fabricaban lo que ellos usan como escudos”, afirmó, al tiempo que confirmó el decomiso de un revólver, bidones de gasolina, guantes, metras (canicas) y fuegos artificiales.

Según advirtió, muchos de los detenidos “están confesando” y no descartó que a partir de las delaciones puedan “llegar a los niveles más altos de los responsables y capturar a los que han dirigido estas acciones de carácter terrorista”.

Pero el gobernador Capriles denunció a través de Periscope que en el municipio Los Salias del estado Miranda se registraron 7 heridos y 18 detenidos en una operación de la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada), lo que calificó como “inconstitucional”.

“Podrían pasar de 50 las personas detenidas”, advirtió Capriles.

El vicepresidente indicó también que en el estado Barinas, en el oeste del país, se registraron distintos hechos de violencia, entre ellos el asedio a un comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

En Barinas, el estado natal del presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013, fue incendiada la sede del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fueron saqueados varios comercios privados y además fue destruido un almacén de medicamentos del programa de gubernamental “Misión Barrio Adentro”.

El Aissami indicó que de igual forma fue atacado el hospital Luis Razetti de Barinas.

“Hoy la derecha venezolana convocó a una marcha de la salud, pero dieron las órdenes de atacar todo lo que tenga que ver con centros asistenciales y con instalaciones que prestan servicio al sistema público de salud”, sostuvo.

Confirmó que también fueron incendiados tres comandos de la Policía en Barinas, y oficinas de dos programas sociales del Gobierno conocidas como misiones.

Mientras que en el estado Lara, en el oeste del país, El Aissami aseguró que se inició “una suerte de modalidad criminal, de acoso y asedio al comercio” en la capital, Barquisimeto.

Finalmente, señaló que el pasado sábado en Caracas fueron capturadas tres personas, a las que acusó de que integrar una estructura “que le daba apoyo logístico” a los manifestantes.

El 1 de abril inició en Venezuela la actual ola de protestas que ha degenerado en hechos violentos que se han saldado, según la Fiscalía, con al menos 51 muertes y más de 100 heridos.

El ministro venezolano de Información, Ernesto Villegas, cifró en 60 el número de muertos registrados en distintos hechos desde el inicio de las manifestaciones.