Gobierno polaco advierte contra la educación sexual de ONG “adoctrinadoras”

Por EFE miércoles 13 de marzo, 2019

EL NUEVO DIARIO, VARSOVIA.- El ministro de Interior polaco, Joachim Brzezinski, defendió este miércoles que el Estado no se involucre en la educación de los niños sobre cuestiones referidas a su ámbito privado, como la sexualidad, y advirtió contra las ONG que, a su juicio, caen en el “adoctrinamiento”.

“Si hablamos de educación sexual en la escuela, entonces hay que tener claro cuál es el alcance de esta educación y quién la administra”, dijo el ministro, quien se mostró contrario a que esa educación recaiga en organizaciones no gubernamentales que acaben enseñando a los niños “cómo masturbarse”.

“No estoy interesado en este tipo de educación, donde estas personas llegan a las guarderías con reconstrucciones detalladas de órganos íntimos para enseñar a los niños a disfrutar de la masturbación, o a intentar convencerlos de que todas las preferencias sexuales son idénticas”, explicó.

Por su parte, la viceprimera ministra polaca, Beata Szydlo, señaló que “corresponde al Estado proteger a familia y crear las condiciones para el desarrollo familiar, con mejores condiciones económicas y ayudas sociales, aunque la familia tiene el derecho de decidir cómo educar a sus hijos”.

Con estas declaraciones, los miembros del gobierno del partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS) expresaron su rechazo a una declaración en defensa de los colectivos LGTB aprobada por el ayuntamiento de Varsovia, en manos de la fuerza de centro-derecha Plataforma Ciudadana.

Esta declaración, incluye medidas como la asistencia a menores expulsados de sus hogares por padres homófobos.

El alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, defiende que la política de esta ciudad tiene que adaptarse a los planteamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y llevar la educación sobre el sexo y la tolerancia a las escuelas e instituciones de la capital.

La respuesta del PiS ha sido contundente, y ya el pasado sábado su líder, Jaroslaw Kaczynski, decía que la medida supone un “ataque a los niños”.

“Ésta declaración (en defensa del colectivo LGTB) es un ataque a la familia, y un ataque llevado a cabo de la peor manera posible, porque es esencialmente un ataque a los niños. Los padres polacos tienen derecho a criar a sus propios hijos de acuerdo a sus propias creencias”, dijo Kaczynski.

El alcalde de Varsovia no ha cedido a las críticas y afirmó, en tono irónico, que “hasta hace poco, Ley y Justicia asustaba a los polacos con el riesgo de una invasión fantasma por parte de millones de inmigrantes, mientras que hoy alerta de planes para corromper a la infancia”.

“Nuestra declaración LGTB trata sobre la tolerancia, busca proteger a nuestros conciudadanos del discurso de odio, la intimidación y los linchamientos, enseñar a los niños que las palabras duelen y que no hay anonimato en Internet”, defendió Trzaskowski.

La declaración de Trzaskowski ha recibido el apoyo de otros partidos de la oposición, como la liberal Nowoczesna o el partido Primavera, del político abiertamente gay Robert Biedron.

“Aspiramos a una Polonia abierta y diversa, que respete a los ciudadanos”, explicó hoy a Efe Dominka Kowalska, miembro de Nowoczesna, quien cree que el PiS, “de una manera desagradable, está dirigiendo una campaña de odio” contra las personas de este colectivo.

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar