El Gobierno español da por desarticulada célula terrorista pero el catalán no

Por EFE sábado 19 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Madrid- El Ministerio del Interior español da por desarticulada “totalmente” la célula que atentó esta semana en Cataluña, aunque el responsable de Interior del ejecutivo catalán, Joaquim Forn, afirmó que la policía de esa región continúa buscando a algún integrante más.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en rueda de prensa tras la reunión de la mesa de evaluación de la amenaza terrorista, afirmó que habían llegado a esa conclusión tras los cinco terroristas abatidos en Cambrils (Tarragona), los cuatro detenidos y las identificaciones que se están haciendo en otro tipo de diligencias que están en marcha.

Sin embargo, Forn fue claro este sábado al descartar que la policía catalana, que es quien lleva la investigación, considere ya “completamente desarticulada” la célula terrorista.

“Somos optimistas, pero la investigación dirigida por los Mossos (la policía autonómica de Cataluña) no la podemos dar por finalizada hasta que no determinemos y detengamos a todas las personas integrantes de la célula. Los avances son importantes por el golpe asestado en Cambrils, pero queda trabajo por hacer”, señaló el político catalán.

Forn también subrayó que los Mossos d’Esquadra no han identificado todavía al autor del atropello masivo en La Rambla, el hombre que conducía la furgoneta que arrolló a centenares de personas el pasado jueves 17 y que causó trece muertos y más de cien heridos.

Pese a esta discrepancia, tanto el Gobierno español como el ejecutivo catalán se muestran satisfechos con el nivel de coordinación entre las fuerzas de seguridad dependientes de las distintas administraciones.

En estos momentos, la policía catalana busca a Younes Abouyaaqoub, el único miembro identificado del grupo que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) que aún no ha sido localizado.

Los investigadores consideran que la célula estaba formada al menos por doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y 3 en Ripoll (Girona); dos fallecidos en la explosión del día 16 y uno, Younes Abouyaaqoub, que estaría huido.

Abouyaaquob es un marroquí de 23 años sobre el que pesa una orden de búsqueda y detención internacional.

Por otra parte, los forenses trabajan para determinar que los dos muertos a consecuencia de la explosión de Alcanar -un cadáver fue localizado el mismo día y ayer se encontraron entre los escombros nuevos restos biológicos- son dos terroristas ya identificados por los Mossos, que formarían también parte de la célula.

Apple Store Google Play
Continuar