Gobierno de Puerto Rico comienza a prepararse ante efectos de tormenta tropical

Por EFE jueves 5 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, San Juan.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció este jueves que la isla ha comenzado a prepararse ante la posible llegada este fin de semana de la tormenta tropical Beryl, la segunda de esta temporada, localizada actualmente 2.140 kilómetros al este-sureste de las Antillas Menores.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos detalló que Beryl presenta vientos máximos sostenidos de 65 km/h y se desplaza rápidamente hacia el oeste con una velocidad de traslación de 26 km/h.

En una conferencia de prensa ofrecida esta noche en la sede de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD) de la isla, Rosselló dijo que las distintas agencias gubernamentales han iniciado los preparativos para responder de forma coordinada a la emergencia que pudiera causar este fenómeno meteorológico.

María causó unas pérdidas económicas de 90.000 millones de dólares, lo que supone el tercero más costoso desde 1900 en EE.UU. tras el huracán Harvey, que afectó el sur de Texas en 2017, y el Katrina.

La cifra de muertes por el paso del huracán María por Puerto Rico en septiembre es todavía, casi 10 meses después, una incógnita, mientras el Gobierno mantiene 64 fallecidos frente a los más de 4.000 de un estudio de la Universidad de Harvard.

El gobernador detalló hoy que se recibirá mucha lluvia pero que el aire seco reinante y el polvo del Sahara que hay sobre la isla pueden contribuir a que se disipen los efectos de su llegada.

Pero, advirtió, “representa peligro por la condición vulnerable” en la que están muchas infraestructuras en Puerto Rico tras el paso del huracán María el 20 de septiembre de 2017.

Como ejemplos citó el hecho de que aún hay 70.000 viviendas con techos azules de plástico ofrecidos por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) por María.

Para aquellos en áreas vulnerables se han habilitado refugios.

También recordó que quedan aún muchos tejados de zinc, que se convierten en proyectiles con vientos fuertes, y de las 2.602 antenas de telecomunicaciones, aún 1.800 funcionan con generadores.

Por último, advirtió que desde el domingo mismo se van a monitorear los niveles de agua de las presas y, en caso de ser necesario, habrá que bajar el nivel soltando el agua.

Por último, advirtió que el Plan de Tránsito ya está también preparado para que entre en funcionamiento.

“Hay peligro por la fragilidad de nuestro sistema” tras el huracán María, reiteró Rosselló.

Las autoridades de emergencia también advirtieron de la posibilidad de que se produzcan inundaciones y deslizamientos de tierra.

Los expertos prevén que la tormenta se degrade a una borrasca al aproximarse este fin de semana a las Antillas Menores.

Aunque la temporada de huracanes comienza oficialmente el 1 de junio, este año se formó una tormenta subtropical, Alberto, a finales de mayo.

El huracán María tumbó el sistema eléctrico de la isla, uno de los puntos débiles de Puerto Rico.

Actualmente unos 1.900, de 1,5 millones de clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), continúan sin luz.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar