Gobernador de Puerto Rico viajará a Washington para defender peleas de gallos

Por EFE martes 11 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, San Juan.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, viajará mañana a Washington para abogar por que Puerto Rico, un Estado Libre Asociado de Estados Unidos, sea excluido de la prohibición federal contra la industria y peleas de gallos.


Así lo anunció, en un comunicado, el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario Cortés, quien expresó que el Gobierno de Puerto Rico “está en contra de cualquier iniciativa del Congreso (federal) para prohibir en la isla la industria gallística, que es un pilar cultural y económico para los puertorriqueños”.

“El gobernador viajará a la capital federal mañana y estará abogando para que no se penalice a Puerto Rico con esta medida que eliminaría una industria importante para nuestro desarrollo económico y cultural”, manifestó.

Por otro lado, la representante de Puerto Rico en Washington, Jenniffer González, informó que la Ley de Agricultura y Nutrición del 2018 (“Farm Bill”), que incluye la medida, aún no ha llegado a votación al pleno de la Cámara de Representantes de EE.UU. y reiteró su rechazo a que se prohíban dichas peleas en la isla.

Se prevé que empiece la discusión de la medida el miércoles y se apruebe en la Cámara el jueves, dijo en un comunicado.

La comisionada explicó que el acuerdo alcanzado anoche entre la Cámara de Representantes y el Senado federal incluye una enmienda aprobada en la Cámara este año para prohibir las peleas de gallos en todos los territorios de Estados Unidos, enmienda a la que la comisionada y todos los delegados de los territorios se oponen.

Si esta medida se convierte en ley, los territorios tendrían un periodo de transición de un año para eliminar la peleas.

“Esta enmienda no tuvo ni una sola vista pública. Junto a todos los delegados de los demás territorios trabajamos para que esta enmienda no se dé pero este es el retrato más burdo de ser una colonia. Sin senadores electos por Puerto Rico ni mucho menos una delegación congresional en la Cámara con voz y voto”, agregó González.

“Está prohibición es un ejemplo más de lo indignante de vivir bajo el Estado Libre Asociado y sin tener el poder de representación para que las cosas cambien. El pasado mes de mayo cada uno de los representantes de los territorios alzamos nuestra voz en el hemiciclo cameral para oponernos a la enmienda y en aquel entonces la medida no prosperó aunque la enmienda fue aprobada”, recordó la comisionada.

González destacó que esta situación pone de relieve una vez más la desigualdad de los territorios al esta enmienda pretender legislar sobre las jurisdicciones que no tienen voto en el pleno.

La industria de las peleas de gallos en Puerto Rico es un sector económico que genera anualmente cerca de 80 millones de dólares y da trabajó a unas 30.000 personas, que de perder sus empleos agudizará todavía más la depauperada economía de la isla, sumida en una crisis desde hace una década y que se profundizó por el huracán María de septiembre.

Se trata de uno de los deportes nacional de los puertorriqueños, una práctica ligada a su cultura que se remonta al siglo XVI con la llegada de los españoles.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar