Ganador de US$5MM en lotería de NY se niega a dar la cara por temor a que lo atraquen

Por Miguel Cruz Tejada jueves 17 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO,NUEVA YORK._ Un mecánico desempleado residente en El Bronx, tan pobre, que no pudo mantener abierta una cuenta en el banco y que ganó $5 millones de dólares en uno de los llamados tickets “raspaditos” de la lotería de Nueva York, denominado $% Millions Fortune”, a cambio de pagar $20 por el boleto, se niega a dar la cara, por temor a que lo atraquen, alegando que todo el mundo en el vecindario donde vive lo conoce.

El mecánico, criado por una madre soltera que mantiene dos trabajos, uno en McDonald´s y otro en Burger King, para mantenerse ella y su familia, dice que no dará la cara y está exigiendo a la lotería que le haga la concesión.

Pero los boletos de la lotería, tiene esa condición en la parte trasera y deben ser firmados por los ganadores para poder cobrarlos, por lo que al firmar acepta todo lo que ahí se establece.

Es probable que el nuevo millonario, residente en el vecindario Norwood en El Bronx, tenga que acudir ante un juez, como ocurrió en un caso reciente en New Hampshire.

Dijo que su temor aumenta cuando recuerda que en Chicago, un hombre ganó $20 millones y fue atracado y asesinado por una cuñada.

El agraciado dijo en una entrevista ayer miércoles con el tabloide NY Post, que sus sueños rápidamente se convirtieron en pánico cuando fue a reclamar su premio, solo para darse cuenta de que no podía recoger las ganancias inesperadas sin participar en una conferencia de prensa que les informaría a todos los habitantes del vecindario que él es un nuevo millonario de la ciudad.

Dijo que planea proteger sus activos, al exigir que la Comisión Estatal de Juegos, que administra la Lotería de Nueva York, mantenga su identidad en secreto. Y si la comisión no lo hace, él planea demandar.

“Donde crecí, todos me conocen. Todas estas personas lo sabrían y me temo que podrían venir a por mí”, dijo al periódico.
“Todos los que me conocen saben que soy muy amable. Y no quiero ser aprovechado”.

Compró el boleto en una licorería de Mosholu Parkway el 24 de abril, mientras buscaba un atuendo para su próximo cumpleaños.

Dijo que no descubrió que tenía el premio en el ticket hasta que  estuvo en el baño y se percató que  el boleto sobresalía de un bolsillo trasero donde lo había guardado.
“Me rasqué de adelante hacia atrás. Cinco: tenía una coma, así que, probablemente, $5,000.

Luego tenía otra coma. Mi mente explotó”, dijo el mecánico
“Puse el boleto, y comencé a saltar por toda la casa. Estaba gritando hacia adentro ¡gané $ 5 millones!”
“Simplemente no podía creerlo. Todavía no se registra, tal vez lo haga cuando tenga el dinero”, agregó.

Relata que pasó su infancia viviendo en diferentes hogares y se mudó a los 16 para aliviar la carga de su familia.

Ahora quiere comprar una casa para su madre y otra para él y su hermano de 28 años.

Es soltero y también planea ahorrar algo de dinero para su hija de 4 años, invertir $1 millón para el futuro, y sueña con abrir un taller de mecánica automotriz.

Pero los funcionarios de la lotería estatal le dijeron que no puede hacer nada sin primero posar para fotos con un cheque de gran tamaño en un evento de prensa el 24 de mayo, algo que todos los neoyorquinos que ganan más de $1 millón en la lotería deben aceptar antes de entregarles los premios.

“Al reclamar el premio, los ganadores deben firmar un acuerdo aceptando asistir a la conferencia de prensa”, dijo el portavoz de la Comisión Estatal de Juego, Brad Maione, “No tenemos ninguna disposición para el anonimato”, añadió el funcionario.

Pero dado el fallo de la corte en marzo en New Hampshire que permitió que un ganador de $560 millones del Powerball permaneciera en el anonimato, su abogado planea presentar documentos judiciales antes del evento del próximo jueves buscando mantener en secreto la identidad de su cliente.

En New Hampshire, el juez estuvo de acuerdo en que los grandes ganadores a menudo están sujetos a solicitudes repetidas, acoso e incluso violencia.
“Estoy seguro de que será perseguido por siempre”, dijo el abogado Andrew Plasse que representa al nuevo millonario.

“Es una idea realmente mala identificar personas”. Es posible que no sufran daños de inmediato, pero uno o dos años después, podrían ser atracados”, añadió el abogado.
Y no sería la primera vez.
Abraham Shakespeare, de Florida, ganó $30 millones en 2006, y fue asesinado dos años después por una mujer que lo engañó para controlar su riqueza.
Jeffrey Dampier ganó $20 millones en la lotería de Illinois en 1996, y luego fue secuestrado y asesinado por su cuñada.

 

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar