Fundación RC 24 dona nuevo mural para honrar a Junior en el tercer año del asesinato

Por Miguel Cruz Tejada jueves 13 de mayo, 2021

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ La Fundación RC24, creada y presidida por la superestrella de las Grandes Ligas, Robinson Canó, donó un nuevo moral para honrar la memoria del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior), asesinado hace tres años –      20 de junio 2018- frente a una bodega en El Bronx de donde fue arrastrado a la calle por una jauría de pandilleros de Los Trinitarios.

Cinco de alrededor de 15 de los gangueros que participaron en el horrendo crimen fueron sentenciados a cadena perpetua, faltando diez de ellos, cuyos procesos se han retrasado debido a la pandemia.

El mural fue pintado por el artista dominico – ecuatoriano  radicado en El Bronx, Efren Andaluz III, a quien la fundación la creación de la efigie de Junior con las palabras del salmo  33 versículo 4 que dice “Porque la palabra del Señor es correcta y toda su obra es confiable”.

La madre de Junior, Leandra Feliz, nativa de la República Dominicana escogió el extracto bíblico después de acordarlo con el artista quien le preguntó a ella si podía incluir una frase de La Biblia en el mural.

Andaluz, quien también pintó el mural para el rapero DMX asesinado también en El Bronx, comenzó a pintar el nuevo mural ayer miércoles en la mañana, explicando que el último mural que se había pintado en la pared de la calle 183 y la avenida Bathgate en el vecindario Belmont, escena del homicidio de Junior, se fue deteriorando con el tiempo.

Junior, además de haber sido un aspirante a policía de la ciudad, era un fanático furibundo de Los Yankees de Nueva York, equipo donde Canó cosecho parte de exitosa carrera en las Grandes Ligas del béisbol.

“Después de pintar el mural de DMX, Leandra Feliz me tendió la mano”, dijo Andaluz, conocido como “Andaluz the Artist”,  en una entrevista con el canal PIX11 News, refiriéndose a su homenaje al fallecido rapero.

En cuanto al asesinato de Junior, Andaluz dijo que  “cuando esto sucedió hace tres años, estaba planeando hacer un mural en El Bronx, pero alguien más lo hizo primero”.

Tres murales fueron pintados en honor del adolescente en 2018, después de que el estudiante fue asesinado.

El tercer mural pintado en la esquina de la calle 183 Este y la Tercera Avenida, diagonalmente al otro lado de la calle de la cabina de seguridad del hospital San Barnabas donde Guzmán Feliz intentó llegar desplomándose para morir antes de lograrlo, se estaba desvaneciendo, mostraba al adolescente con la chaqueta del programa Explorer del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

El nuevo mural mostrará a Guzmán Feliz con su uniforme de la Escuela Secundaria doctor Richard Izquierdo, donde se hizo muy  popular entre compañeros y profesores.

“Me siento increíble”, dijo la madre de Junior después de ver los progresos que Andaluz había hecho en el mural ayer miércoles. El artista había empezado a trabajar a las 5:00 de la mañana.

“Siento que Junior está vivo. Es hermoso”, dijo ella sobre el proyecto.

Andaluz dijo que estaba usando pintura en aerosol en la obra de arte. “Lo llaman 94 Montana”, señaló.

El artista informó que reorganizó su agenda para atender la petición de Feliz que  había sido reservada durante cuatro meses.

“Significó mucho para mí hacer esto, siendo que soy mitad dominicano”, dijo Andaluz.

“Soy un gran creyente en Dios”, dijo.

En su página web la Fundación RC24 dice que su misión es impactar positivamente en la vida de los niños y las comunidades desatendidos tanto a nivel local como mundial.

“La Fundación ha establecido y participado en diversas iniciativas que amplían las oportunidades para mejorar los resultados en las áreas de desarrollo juvenil, educación y atención médica comunitaria”, explica RC24.

Madre de Junior pide condenas para otros 10 pandilleros

Mientras se pintaba el mural la madre de Junior pidió a los fiscales y al juez del caso, condenar a brevedad a los diez restantes pandilleros trinitarios que participaron en el asesinato de Junior, aunque reconoció que debido a la pandemia COVID-19, el proceso judicial se ha retrasado.

“No, todavía no ha terminado, ellos eran 15 abusadores juntos que al mismo tiempo atacaron a mi hijo solo, indefenso con 15 años”, añadió.

“Fueron 15 hombres para un niño solo de los cuales 5 ya fueron condenados a cadena perpetua y 25 años con libertad condicional, pero todavía quedan 10 de ellos, este caso no ha terminado, todavía continúa y esperemos que sigamos teniendo la justicia que tuvimos con los primeros cinco”, dijo la madre.

Apple Store Google Play
Continuar