Fundación FRAEZ realiza caminata “Un Vuelo por la Vida”

Por El Nuevo Diario domingo 26 de mayo, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO ESTE.- Al conmemorarse recientemente el día Mundial del Lupus, la Fundación  Refugio de Amor y Esperanza (FRAEZ), celebró su primera caminata “Un Vuelo Por La Vida”, organizada por su presidenta , Hilma Romero de Ureña,  quien al igual que muchas personas, en su mayoría mujeres, padecen la enfermedad  crónica y autoinmune.

La caminata que reunió a personas con esta condición de salud, médicos, familiares y amigos, con el interés de concientizar a la población sobre la enfermedad, inició pasada las 9:00 am desde la explanada frontal del Faro a Colón hasta el Parque del Este, realizando allí un pequeño acto.

Durante el acto, Hilma Romero resaltó que la finalidad de la  caminata es crear conciencia en la población sobre esta enfermedad,  la cual no tiene cura y que cada día son más las personas diagnosticada con Lupus.

“Hacemos un llamado a las autoridades, amigos y familiares  a que nos apoyen. Nuestra enfermedad para muchos es invisible, pero para quienes la padecemos es muy real.  Hagamos conciencia”, dice Hilma.

La  parte explicativa estuvo a cargo de la doctora Lorena Vargas Jumelles,  quien en su alocución dijo que el  Lupus es una enfermedad autoinmune crónica de tres tipologías: cutáneo,  que es el que afecta la piel, eritematoso sistémico donde el organismo ataca erróneamente los tejidos sanos del cuerpo ocasionando daños en los diferentes órganos, entre ellos los riñones, pulmones y el corazón, y por último está el lupus neonatal.

Provoca dolor en las articulaciones, erupciones en la piel, una mancha enrojecida en la cara con forma de mariposa, fiebre, infamación y fatiga son solo algunos de los síntomas y se trata a base de terapias biológicas, esteroides y otros fármacos.

Vargas  agregó que no se conoce a ciencia cierta las causas de la enfermedad, ni existe cura o alguna vacuna para prevenirla, por lo que “nadie está exento de desarrollar la enfermedad, todos tenemos un gen que nos predispone”.

Por otro lado, pacientes miembros de la Fundación y algunos familiares ofrecieron sus testimonios sobre lo que ha sido vivir con el diagnostico y cómo afecta a la familia, entre ellas, Maryelin Feliz Cuello, a quien la enfermedad ha atacado severamente al punto de que vive sin sus dos riñones y un solo pulmón, por lo que tiene que dializarse tres veces por semana y, sin embargo, se mostró muy entusiasta y esperanzada.

Como aporte a la Fundación, en el evento hubo ventas de t-shirts, botones y una pequeña rifa para las personas que se dieron cita en el referido lugar, con el fin de recaudar fondos para ofrecer ayudas con medicamentos  a pacientes de escasos recursos y así puedan llevar sus tratamientos, pero también apoyo emocional, siempre poniendo a Dios delante.

 

 

Anuncios