829-917-7231 | 809-866-3480

Funcionarios electos en NY apoyan la Policía por arresto 32 personas vendían drogas

Por Carlos Luis Baron Martes 10 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- El Departamento de Policía de esta ciudad, especialmente el precinto policial 34, recibió el apoyo de varios funcionarios electos dominicanos del Alto Manhattan, por el arresto de 32 personas que se dedicaban al negocio de drogas en la avenida Vermilyea, entre las calles 204 y 207, en el sector de Inwood.

El congresista Adriano Espaillat, la senadora estatal Marisol Alcántara, la asambleísta estatal, Carmen de la Rosa, y el concejal Ydanis Rodríguez, efectuaron este lunes al aire libre y bajo un frío insoportable, una rueda de prensa con oficiales del NYPD para agradecerle a la institución por el significativo arresto.

"Este bloque ha sido la fuente de muchas quejas de los residentes y felicito al comisionado James O’Neill, a la jefe de Policía Lori Pollock, y al jefe Kathleen O’Reilly por sus rápidos y diligentes esfuerzos para traer la paz a este vecindario", dijo Espaillat.

Mientras que la senadora Alcántara manifestó que “este tipo de investigación en profundidad de los criminales de alto nivel que inundan nuestras calles con drogas es absolutamente necesario para mantener nuestra comunidad segura para los niños y las familias”.

Por su parte, la asambleísta De la Rosa, subrayó “hay que apoyar a los oficiales encargados de hacer cumplir la ley por su trabajo diligente en ayudar a librar a nuestra comunidad de individuos que se estaban sumando a una cultura de drogas rampante”.

El concejal Rodríguez especificó, "mientras el NYPD y otras agencias de aplicación de la Ley trabajan para librar a nuestra comunidad de los remanentes del problema de drogas del pasado, este tipo de redadas son bienvenidas”.

La oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan expresó que los detenidos están acusados de conspiración en segundo grado, entre otros delitos.

Los hermanos dominicanos José Luperón, de 44 años, y Omar Luperón, de 42, están considerados los cabecillas de la red. Las ventas de “heroína y crack" eran efectuadas en los vestíbulos y entradas de edificios residenciales.

Por Ramón Mercedes