“Fulcar lo apuesta todo al modelo educativo a distancia” 

Por Manuel Cruz viernes 30 de octubre, 2020

En el año 2017 presagié que el desarrollo vertiginoso de la tecnología y la inteligencia artificial, acelerarían los cambios que fueron proyectados para el futuro. Sin embargo, la aparición inesperada del COVID-19 profundizó cualquier tipo de presagio en esa u otra dirección y los mismos no son ajenos a la República Dominicana.

Dentro de ese contexto, hemos tenido que hacer una resiliencia en todos los órdenes para ir recuperando de manera paulatina la cotidianidad. Fruto de ello, a pesar de que no se puede medir en forma inmediata como la economía el sistema educativo en todos los niveles ha recibido inconmensurables daños.

Los Esfuerzos del Ministro Fulcar. 

El legendario José Ramón López precursor de la sociología dominicana, describió con meridiana claridad las raíces del pesimismo que subyace en los dominicanos convirtiéndonos en escépticos de los cambios y las transformaciones. Por eso, desde el Ministerio de Educación no solo se está combatiendo contra los embates del COVID-19, sino también contra la propia psiquis del dominicano.

En ese sentido, solo aquellos que son completos neófitos del sistema educativo y que valoran los elementos tangibles de las políticas públicas ignoran la magnitud del daño que la pandemia ha causado en la educación de nuestros hijos. Tanto así, que la prioridad de todos los dominicanos en este momento debería ser apostar al éxito del esfuerzo que está haciendo el ministro Fulcar con este plan a distancia.

Además, tenemos que aprender a dejar de ver solo la parte negativa de los procesos sociales, los desafíos siempre estarán en los países que carecen de recursos; pero los mismos también representan grandes oportunidades para las mejoras y el aprovechamiento social.

En virtud de ello, al margen de que es su responsabilidad hay que valorar la entrega del ministro Fulcar en este proceso tan complejo, la presentación de un plan estratégico, la planificación y operacionalización del mismo, su disposición para escuchar a los actores del sistema y la rigurosa preparación del personal que estará desarrollando el plan etc.

La Educación a Distancia.       

Todos sabemos que el desarrollo efectivo de un año escolar a distancia en el país representa un gran desafío, pero, la pregunta que deberíamos estarnos haciendo es ¿qué podemos hacer para contribuir con la aplicación de dicho plan? Conjuntamente con la reforma del sistema, indefectiblemente lo 1ro que debe desaparecer de la educación son los colores de la politización.

Asimismo, ésta debe ser vista como la oportunidad que abrirá las puertas a la transformación definitiva de nuestro anquilosado sistema educativo. Verbigracia, ¿cómo es posible que sigamos pasando lista llamando a los estudiantes en pleno siglo XXI? Y, sin tener ni siquiera un record medico en línea de cada estudiante.

De igual forma, el Ministerio de Educación debe tener control en línea de las inasistencias y los motivos de las mismas. Además, la falta de conectividad permanente en todos los centros educativos imposibilita que nuestros hijos puedan tener contactos e intercambios con otros centros educativos de países más desarrollados.

Por tal razón, el Plan de Educación para Todos Preservando la Salud 2020-2021 tiene que ser asimilado como el exordio del empoderamiento de nuestros hijos y la ruptura con este modelo decimonónico; es posible que surjan fallas en el camino sí, pero si nos quedamos sentados y aferrados al siglo XIX de esa misma forma seguirá el futuro del país y nuestra economía.

 

Autor: Lic. Manuel Cruz

Comenta