Fuerzas Armadas de Perú podrán hacer operativos antidrogas en zona cocalera

Por EFE jueves 21 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- Las Fuerzas Armadas de Perú podrán realizar operativos antidrogas sin la supervisión de la policía en las zonas declaradas en emergencia, como el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), considerado la mayor fábrica de cocaína del país, según una ley del Congreso publicada hoy.

La norma, aparecida en el diario oficial El Peruano, permite al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea del Perú detener personas por tráfico ilícito de drogas e incautar estupefacientes con la obligación de ponerlos después a disposición de la Policía y de un fiscal.

Hasta ahora los militares solo estaban facultados para brindar apoyo a la Policía Nacional cuando esta se lo solicitara por ver su capacidad de acción rebasada.

La ley fue aprobada por el pleno del parlamento peruano por insistencia, tras haber sido observada por el Gobierno peruano, quien se rehúso a promulgar y devolvió el texto al Congreso.

En la votación celebrada el pasado jueves, el proyecto de ley obtuvo 71 votos a favor, dieciséis en contra y siete abstenciones.

Tubino argumentó que “se tiene que luchar contra el narcotráfico con todos los medios del Estado” y afirmó que la estrategia actual solo ha permitido decomisar un 9 % de las al menos 300 toneladas de cocaína que se producen actualmente en el VRAEM.

Recordó que es inaceptable que en el VRAEM existan 52 bases militares cuyos miembros no pueden actuar directamente contra el narcotráfico.

Por su parte, el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén, presidente de la comisión de Defensa del Congreso, aseveró durante el debate en el hemiciclo que la ley no busca quitarle la titularidad de la estrategia contra este flagelo a la Policía, sino afinar este trabajo.

“Estamos habilitando un recurso humano especializado que está cerca de estas zonas y para que simplemente apoye a la Policía, pues es insuficiente la labor que se desarrolla en zonas como el VRAEM”, apuntó.

El VRAEM, que abarca de manera parcial a cuatro regiones de Perú (Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín), es una extensión de la vertiente oriental en el sur de los Andes peruanos, área bajo constante control militar.

Su agreste orografía está parcialmente controlada por el autodenominado Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), remanente del grupo subversivo Sendero Luminoso, y alberga unas 20.000 hectáreas de cultivos ilícitos de hoja de coca, materia prima de la cocaína, prácticamente la mitad de toda la superficie cocalera de Perú.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar