Fuerza fronteriza paquistaní dice que mató 50 afganos en la frontera

Por El Nuevo Diario domingo 7 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Islamabad, 7 may (EFE).- La fuerza fronteriza paquistaní afirmó hoy que ha matado a 50 personas, herido a 100 y destruido cinco puestos de control de Afganistán en la frontera, como respuesta a un ataque perpetrado hace dos días desde el lado afgano que causó 10 muertos de un equipo paquistaní de trabajadores del censo.

"Las fuerzas paquistaníes, por otra parte, han atacado puestos de seguridad afganos, matando a 50 personas e hiriendo a 100", dijo en rueda de prensa en el paso fronterizo de Chaman el inspector general del Frontier Corps, el general Nadeem Ahmed, según el diario Tribune Express.

"Sin embargo, no nos sentimos contentos por las pérdidas infligidas al otro bando ya que los afganos son nuestros hermanos", indicó Ahmed, al cargo de esa fuerza fronteriza.

Según el alto mando militar, la acción paquistaní fue una respuesta al ataque perpetrado por las tropas afganas contra un equipo paquistaní del censo en que murieron 10 personas y resultaron heridas 42 el pasado viernes .

El intercambio de disparos entre los soldados de ambos países se prolongó durante horas el viernes en la frontera y desde entonces se ha mantenido cerrado el paso fronterizo de Chaman, uno de los más importantes entre ambos países.

Kabul, por su parte, acusó entonces a Islamabad de la muerte de tres afganos y de herir a otros 37.

Según el Ejército de Pakistán, la Policía afgana ha puesto "trabas" a la realización del censo paquistaní en zonas de Chaman cercanas a la frontera desde finales del mes pasado, a pesar de que informaron a través de canales militares y diplomáticos del proceso de recuento de la población.

Los intercambios de fuego entre fuerzas afganas y paquistaníes no son comunes en la línea de Durand, como se conoce la frontera creada tras un acuerdo entre los británicos y Kabul en el siglo XIX.

Las autoridades afganas no reconocen los 2.500 kilómetros de frontera que separa ambos países y que ha comenzado a ser vallada por Islamabad en algunas zonas.

Afganistán denunció en marzo incursiones y bombardeos con morteros paquistaníes en su territorio, después de que Pakistán decidiese cerrar la frontera tras un ataque contra un templo en el sur del país que ocasionó 88 muertos.

La frontera permaneció cerrada más de un mes, lo que provocó pérdidas millonarias a empresarios afganos, especialmente en las zonas limítrofes, además de haber dejado aisladas a personas a las que sorprendió el cierre a uno y otro lado de la línea divisoria.

Apple Store Google Play
Continuar