Fraude policía militar de Chile asciende a unos 34 millones de dólares

Por EFE Miércoles 14 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO DE CHILE, 14 jun.- El fiscal Eugenio Campos informó hoy que el fraude descubierto en Carabineros (Policía militarizada) de Chile, en octubre pasado, el mayor desfalco de su historia, ascendió en las últimas horas desde 31 millones a 34 millones de dólares.

La información la entregó Campos después de llegar a la Corte de Apelaciones de Santiago, donde revisa los argumentos para rebajar las medidas cautelares de cinco imputados.

El fiscal dijo a los periodistas que, tras las últimas investigaciones, el desfalco supera los 22.500 millones de pesos chilenos (unos 34 millones de dólares).

Los aludidos, quienes esperan una rebaja en sus medidas cautelares, son los coroneles en retiro Fernando Pérez y Francisco Reyes, el exfuncionario Eduardo Pardo, el exoficial Diego Valdés más el civil Boris Valenzuela.

Todas las personas imputadas, un total de 74, se encuentran en prisión preventiva desde la formalización llevada a cabo el 5 de junio.

El fraude consistió en el desvío de dinero de cuentas corrientes de la institución hacia cuentas personales.

La indagatoria comenzó a raíz de un informe de un banco a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) por una transacción de dinero sospechosa bajo las nuevas leyes de lavado de activos.

La UAF creyó que podía tratarse de una transacción relacionada con el narcotráfico y alertó a la unidad especializada en esos delitos de Carabineros, que comprobó que una suma cercana a los 300 millones de pesos (unos 450.000 dólares) había sido depositada en la cuenta de un teniente de la institución.

Este fraude se suma al del Ejército de Chile conocido como “milicogate”, que llevaron a cabo oficiales y miembros de la institución durante el Gobierno del presidente Sebastián Piñera (2010-2014) y que un semanario destapó en agosto del 2015.

En ese caso se denunció la desaparición de alrededor de 2.000 millones de pesos (unos 2,7 millones de dólares) de las arcas públicas a través de facturas falsas que se amparan en el secreto de un fondo conformado según la llamada Ley Reservada del Cobre.