Francia supera los 74.000 muertos y siguen aumentando las hospitalizaciones

Por EFE martes 26 de enero, 2021

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- Francia notificó este martes 612 muertos por coronavirus, con lo que se supera el listón simbólico de los 74.000 desde el comienzo de la pandemia en un día en que siguieron aumentando el número de hospitalizaciones y de enfermos en las unidades de cuidados intensivos.

Esos 612 muertos, que elevan la cifra total a 74.106 desde marzo, incluyen los 350 fallecimientos en los hospitales en las últimas 24 horas, pero también 262 en residencias durante los últimos días, ya que esa estadística se actualiza únicamente dos veces por semana.

El Gobierno indicó en su página web dedicada a la evolución de la epidemia que desde la víspera se contabilizaron 22.086 nuevos contagios, una cifra que está en la parte alta de la horquilla de las que se vienen registrando en los últimos días.

Los hospitalizados por covid subieron de nuevo pero a un ritmo relativamente moderado, con 117 personas más que la víspera, hasta 27.041.

El número de internados en las unidades de cuidados intensivos también progresó ligeramente, en concreto 40 más, y superó el listón de los 3.000 (en concreto 3.081). No se daba un nivel tan elevado desde el 9 de diciembre, cuando Francia estaba todavía en el segundo confinamiento que se prolongó hasta el 15 de ese mes.

Precisamente, la posibilidad de un tercer confinamiento es la cuestión que está en el centro del debate, en vísperas de un Consejo en el que el presidente, Emmanuel Macron, reunirá este miércoles por la mañana a los principales ministros encargados de gestionar la crisis.

Aunque en los últimos días se barajaba una decisión esta misma semana, la ministra de Industria, Agnès Pannier-Runacher, quitó verosimilitud a esa hipótesis al puntualizar que, por lo que ella sabe, por ahora “no hay razón para decidir un confinamiento”.

Diferentes fuentes próximas al Ejecutivo han explicado que Macron prefiere esperar a que haya datos que permitan ver si el avance del toque de queda a las 6 de la tarde en todo el país desde el 16 de enero ha permitido reducir la incidencia de los contagios y si ese eventual efecto será suficiente.

Sobre todo en un momento en que se teme el impacto de la cepa que se ha desarrollado en el Reino Unido, más contagiosa. Un estudio conocido el jueves pone en evidencia que esa variante representó el 9,4 % de los casos en la región de París entre el 11 y el 21 de enero.