Francia se engancha al psicoanálisis: el fenómeno televisivo “En terapia”

Por EFE miércoles 17 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, PARÍS.- Insólito e inesperado, así define el equipo de “En thérapie”, el último fenómeno televisivo en Francia de Olivier Nakache y Éric Toledano, el fulgurante éxito de la serie que en apenas dos semanas ha tenido 17 millones de espectadores poniendo el psicoanálisis y los atentados terroristas de 2015 en el foco.

La serie de los creadores de películas como “Intouchables” (“Intocable” en España) o “Le Sens de la fête” (“La fiesta de la vida”) destaca por su simplicidad. Acostumbrados al ritmo frenético de otras ficciones, los espectadores que en un primer momento están extrañados por el formato, más propio de una obra de teatro, acaban inmersos en la complejidad de los personajes.

Poco a poco, los traumas de cinco pacientes salen a la luz: una sociedad francesa marcada por los mortíferos atentados del 13 de noviembre de 2015 contra varias terrazas de restaurantes y la sala de conciertos Bataclan, una médico y un policía testigos de esa matanza, una joven con problemas y una pareja al borde del precipicio.

Como director de orquesta, un psicoanalista demasiado empático cuyos propios problemas están a punto de arrasar también con su vida, y una vieja amiga que lo psicoanaliza a él.

“Los franceses están también en terapia de la pandemia viendo esta serie.’En thérapie’ nos lleva a una situación estresante que hace eco con la situación actual”, ironiza la directora del festival francés Séries Mania, Laurence Herszberg, en declaraciones a EFE.

La crudeza de este drama psicológico contrasta con la facilidad de otras producciones comerciales que han tenido éxito en Francia durante los últimos meses de confinamiento, como “Lupin”, “Bridgerton” o “The Queen’s Gambit” (“Gambito de Dama” en España), un punto que sorprende también a Herszberg, amiga del creador israelí de la serie original, BeTipul (2005), de Hagai Levi, en la que se basa esta adaptación francesa.

Con versiones ya en una veintena de países, Levi esperaba impaciente que Francia hiciera su propia adaptación.

“Es interesante porque la gente se ha sentado y se ha dado el tiempo del análisis, tomándose tiempo para los episodios, que pueden llegar a ser muy duros porque uno se identifica con los personajes”, añade Herszberg.

Para ella, el éxito de la serie se basa en la elección de los atentados de 2015 (hubo 130 asesinados) como contexto, un recuerdo traumático para los franceses, unos personajes bien construidos con diálogos fuertes y el “voyerismo” del público, intrigado por lo que ocurre dentro de una consulta de psicoanálisis.

El reparto cuenta con Frédéric Pierrot y Carole Bouquet como psicoanalistas, y con Reda Kateb, Clémence Poesy, Pio Marmaï, Mélanie Thierry y la joven Celeste Brunnquell como pacientes, con papeles convincentes y cercanos.

“NO REPRESENTA LA REALIDAD DE LA TERAPIA”

La serie ha reabierto además un debate en el mundo del psicoanálisis, y según confirman a EFE varios especialistas “no hay colega o paciente que no hable hoy de la serie” en Francia, aunque no todos tienen una buena opinión del lugar en el que deja a la profesión.

“La serie no refleja la práctica de psicoanalista. La abandoné después del primer episodio, en el que él no cobra la sesión. Eso muestra que aunque sea una ficción y un excelente drama, la dimensión psicoanalista queda totalmente marginada. ¡No es profesional!”, critica Patrick Avrane, psicoanalista y escritor.

Avrane, escéptico por esa falta de veracidad, señala que varios pacientes le han hablado de ella y comprende un interés “legítimo” en la cuestión.

Una posición similar a la que comparte su colega Corine Ehrenberg, que espera que esto no modifique las expectativas de futuros pacientes sobre las consultas, aunque dice haber disfrutado de “un excelente drama”.

“El psicoanálisis había perdido prestigio en los últimos años y el éxito de esta serie es estupendo para nosotros, aunque esté muy lejos de lo que es un auténtico tratamiento”, dice Ehrenberg.

Para la psicoanalista, la elección de los atentados, “que todavía no ha sido superados por la sociedad francesa”, ha sido una idea inteligente por parte del dúo Nakache y Toledo, que mantiene viva la tensión de la serie.

“Ésta me ha enganchado hasta el final, mientras que en la versión estadounidense, ‘In treatment’, con Gabriel Byrne, no pude pasar de la primera temporada”, asegura.

La serie, emitida en la cadena Arte con 35 episodios de unos veinte minutos, contará con una segunda temporada, según confirmó uno de sus creadores, Éric Toledano, y según adelantan medios franceses podría centrarse en la crisis de la covid-19 con un rodaje previsto para finales de 2021.

Queda saber si en ese futuro el coronavirus será ya cosa del pasado o un trauma aún presente.