FOPPPREDOM; una iniciativa políticamente necesaria

Por Daniel E. Guillén Gómez Martes 14 de Marzo, 2017

Siendo yo un apasionado y estudioso de la política; ojo de la verdadera política. He recibido con gran satisfacción la nueva iniciativa, por una gran mayoría de las organizaciones políticas, dígase los partidos políticos del sistema; la creación del Foro Permanente de Partidos Políticos de la República Dominicana.

Esta formalización de dicha institución no podía suceder en un mejor momento, pues a nivel mundial el “oficio de político” es un quehacer desprestigiado y criticado por los ciudadanos. Nuestro país no es la excepción pues los políticos aquí no sabemos si es mejor decir que lo somos o quedar en el anonimato, pues esta profesión que como dijere, Juan Pablo Duarte, “es una de las profesiones más puras y nobles”; ha llegado a un descredito tal en la República Dominicana, que los propios políticos sentimos vergüenza de decir que los somos.

Pero, si los políticos están en un momento de crisis, sus instituciones lo están aun más. Pues el poder ya no es institucional, este es de los líderes y su equipo, quedando el partido fuera del juego de poder. Los partidos políticos se han convertido en plataformas útiles solamente cada 4 años, luego de pasadas las elecciones caen en una especie de “España Boba” donde todo el trabajo social y político que están llamado a realizar queda desarticulado, hasta las próximas elecciones.

Aunque la lucha por el poder es una guerra férrea y ardua, no menos cierto es que, posee una clase que es la política, y como dice esa máxima famosa, “las clases no se suicidan”. Era momento de que en la República Dominicana, el sector político tomara la iniciativa de unirse y comenzar a crear cambios reales en el quehacer político. El nacimiento de este espacio de debate político donde convergerán o deberían converger todos los partidos políticos, es propicio para darle inicio al cambio de percepción, sobre la política y los políticos, en los ciudadanos.

Es momento de que la clase política comprenda que este tipo de iniciativa es importante, y que la política es para los políticos; pero también que, los mismos políticos son los culpables de lo que suceda con su clase. El ciudadano juzga por las actuaciones de quienes los dirigen; y quienes juegan para dirigir y seguir dirigiendo son los llamados a realizar los cambios pertinentes, que permitan que gocemos de un sistema partidario más fuerte, funcional, equitativo e inclusivo, así también, de una clase política mejor formada.

La democracia de la República Dominicana está ante un posible paso y quizás el más importante en los años de vida republicana, por parte de su sistema de partidos políticos y de su clase política; lo que podría marcar el antes y después. Esperamos que, lo que parece una gran e importante iniciativa, no se quede en palabras y deseos, sino, que este proyecto sea un aglutinador de los partidos políticos dominicanos y un catalizador de los grandes cambios que estos y el sistema democrático tanto necesitan.