Fomentar espacios seguros y diversos genera más éxito para las empresas

Por Maggie Frenero martes 22 de noviembre, 2022

Las sociedades en Centroamérica y Caribe durante los últimos años han avanzado en lo que respecta a temas de inclusión y diversidad, especialmente vinculados a la comunidad LGBTQ+. Para muestra de ello, en 2018 se aprobó el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo en Costa Rica, por otro lado, en Panamá se ha logrado despenalizar la homosexualidad y en República Dominicana se han realizado importantes avances en la protección de los derechos de la comunidad.

No obstante, en gran parte de los países de la región aún existe la discriminación, así como la vulneración en los derechos de la población LGBTQ+ desde las empresas para que ellos cuenten con beneficios y oportunidades como cualquier otro trabajador.

Como sociedad, debemos avanzar para que las parejas del mismo sexo tengan derecho al matrimonio, a un seguro médico y otros aspectos esenciales para el desarrollo de sus vidas, por lo que el impulso a la inclusión y diversidad no solamente debe realizarse durante fechas puntuales como el mes del Orgullo LGBT+, sino también a lo largo del año para avanzar en la consolidación de los derechos y beneficios que aún están por alcanzarse.

En pleno 2022, aún existen profesionales que tienen miedo de mostrarse plenamente como son (incluyendo su orientación sexual), por miedo a ser despedidos o perder beneficios que la empresa ofrece. Todavía existen compañías que no han implementado un programa que, desde la fase inicial de reclutamiento, selección y del desarrollo de la carrera profesional de un colaborador LGBTQ+, busquen crear espacios seguros, tomando en cuenta aspectos importantes para el bienestar de su salud física, mental o la de su familia.

¿Por qué las empresas debemos intervenir? En primer lugar, porque como establece la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y las normas internacionales de derechos humanos, todos los individuos tienen derecho al disfrute pleno de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Además, las políticas corporativas que incluyen a la comunidad LGBTQ+ se asocian con una mayor productividad, rentabilidad y valor para las empresas, según un estudio del Human Resource Management.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la discriminación hacia la comunidad LGBTQ+ “representa pérdidas de entre cientos de millones y billones de dólares” que de no suceder podría llegar a inyectar positivamente a las economías a nivel global.

 

¿Por dónde empezar?

Algunas acciones que pueden ser un buen punto de partida son:

Que todos los colaboradores reciban los beneficios que ofrece la empresa sin ningún tipo de distinción por género, orientación sexual, etnia, condición social, entre otros; que se eliminenlos detalles de identificación (nombre, apellido, ID, género, entre otros) de los currículos y aplicaciones, para así promover la creación de entornos laborales más diversos; apoyar expresiones de géneros e invitar a las personas a ser abiertas al respecto; crear políticas contra la discriminación y el bullying; y realizar talleres de sensibilización para colaboradores a todo niveles.

En empresas que practican la inclusión como parte de sus políticas como en la que tengo el privilegio de trabajar, se entienden las necesidades de sus colaboradores y se incorpora en los beneficios de salud, además de la cobertura médica general, una licencia y cobertura médica para transición y cirugía de confirmación de género a colaboradores transgénero

Las compañías deben trabajar de forma activa y coherentemente en políticas internas que apoyen la representación y visibilidad a los miembros de la comunidad LGBTQ+. Esto se puede trasladar tanto en las acciones de comunicación interna, así como en la externa para ir construyendo legitimidad dentro de los equipos y ante los grupos de interés.

En Diageo nuestro lema es “sé la mejor versión de ti”, por ello,  nos esforzamos en promover un ambiente seguro para que todos sientan que pueden traer su personalidad única, donde la misma será celebrada, entendiendo que precisamente esa diversidad es lo que nos hace mejores. Nuestro éxito se debe a que cada persona que trabaja en el equipo trae su yo único a un entorno que apoya y celebra esa expresión única de quienes son: su esencia, sus ideas, sus acciones, su creatividad y todo lo que esa diversidad nos puede aportar.

La construcción de sociedades más justas e inclusivas en Centroamérica y el Caribe es una responsabilidad de todos y las empresas tenemos un rol importante que jugar, pero solamente trabajando de adentro hacia afuera, podremos contribuir en la construcción de ambientes laborales y países libres de discriminación para la comunidad LGBTQ+.

POR MAGGIE FRENERO

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar