Fiscalía venezolana investigará las agresiones a diputados opositores

Por admin martes 4 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El Ministerio Público venezolano informó hoy que investigará las agresiones a dos diputados opositores que resultaron heridos este lunes durante una protesta frente a la Defensoría del Pueblo en contra de la "violación del orden constitucional" por parte del Tribunal Supremo.

La Fiscalía designó a un fiscal nacional "para que investigue las lesiones ocasionadas a los diputados a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) Juan Requesens y José Brito luego de que un grupo de personas les atacara ayer en las adyacencias de la Defensoría del Pueblo", señaló en un comunicado.

De acuerdo a la información que maneja el Ministerio Público los diputados se encontraban junto a otro grupo de parlamentarios en las cercanías de la Defensoría, en el centro de Caracas, "cuando varias personas arremetieron contra ellos".

La Fiscalía afirmó que iniciara los procedimientos del caso a fin "de esclarecer este hecho y determinar las responsabilidades penales correspondientes".

Los opositores denunciaron este lunes que fueron abordados por supuestos "colectivos armados" afectos al Gobierno que arremetieron violentamente contra la protesta y que causaron las heridas a Requesens y Brito.

La protesta de los opositores en la Defensoría tenía como objetivo exigir al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, que defendiera el derecho de los venezolanos ante la "violación del orden constitucional" que, a su juicio, significó la decisión del Supremo que dejó sin competencias al Parlamento.

Aunque la decisión fue revocada poco después por el propio Tribunal Supremo luego de un exhortó de los poderes públicos, la oposición ha insistido en que lo ocurrido debe ser sancionado por el Poder Ciudadano (Fiscalía, Contraloría y Defensoria del Pueblo).

La protesta de los opositores se desarrollaba mientras el defensor hacía un pronunciamiento, en calidad de jefe del Poder Ciudadano, en el que negó implícitamente que se haya producido una ruptura del orden constitucional tras la decisión del Supremo de arrogarse la facultades del Legislativo.