Fiscalía pide soltar a allegados de Temer presos en investigación portuaria

Por EFE sábado 31 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.- La Fiscalía solicitó hoy la revocación de la prisión de tres allegados del presidente de Brasil, Michel Temer, y otras diez personas en el marco de una investigación portuaria que salpica de lleno al jefe de Estado.

Entre los detenidos se encuentran el abogado José Yunes, exasesor de la Presidencia, y el coronel retirado Joao Baptista Lima, viejos y conocidos amigos de Temer, así como el exministro Wagner Rossi, un aliado político.

Los tres fueron arrestados el jueves durante una redada autorizada por el Supremo a pedido de la Fiscalía y que tuvo como objetivo recoger pruebas en una investigación en la que está incluido el presidente de Brasil.

Las autoridades investigan si el decreto sancionado por Temer en 2017 y que alteró la ley de puertos, benefició a la empresas del sector, entre ellas Rodrimar, a cambio de sobornos pagados al partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que lidera el propio jefe de Estado.

Las autoridades escucharon a los arrestados durante el fin de semana, aunque el coronel Lima, quien llegó a ser trasladado al hospital durante su detención, no declaró al alegar problemas físicos y psicológicos.

En un comunicado, la Fiscal general, Raquel Dodge, solicitó al Supremo la puesta en libertad de los arrestados y argumentó que las prisiones temporales, que finalizaban el lunes, ya cumplieron “su objetivo legal”.

La investigación del decreto de puertos fue instaurada en septiembre de 2017, a partir de revelaciones y pruebas recogidas en acuerdos de colaboración premiada con algunos acusados, según recordó la Fiscalía en un comunicado.

En el marco de esa investigación, las autoridades llevaron a cabo el jueves la operación Skala, que tenía como objetivo cumplir 13 mandatos de prisión, entre ellos contra personas del más estrecho círculo de confianza de Temer.

Uno de los arrestados fue José Yunes, quien fue asesor del presidente de la República hasta finales de 2016, cuando se vio obligado a dejar el cargo al verse salpicado por la confesión de un exejecutivo de la constructora Odebrecht que el acusó de ser intermediario de sobornos dirigidos al MDB.

Otro de los detenidos es el coronel Lima, amigo personal de Temer desde hace décadas y que también ha sido apuntado por delatores como un puente en la entrega de coimas.

También fue llevado a prisión uno de los dueños de la empresa Rodrimar, que actúa en el puerto Santos, el mayor de Latinoamérica, y según las investigaciones podría ser una de las principales beneficiadas por el decreto firmado por el presidente.

Un día después de la operación, el Gobierno señaló en un enérgico comunicado que los arrestos buscan “destruir su reputación” y “retirarle de la vida pública”, en un momento en el que ha dado a entender que pudiera ser candidato a permanecer en el cargo.

“Bastó la simple mención de la candidatura para que las fuerzas oscuras surjan para tejer nuevas tramas sobre viejos enredos”, señaló la Secretaría Especial de Comunicación Social de la República en un comunicado. 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar