Fiscalía de NY reabrirá caso de reportera muerta en 1965 que investigaba asesinato de JFK

Por Carlos Luis Baron Martes 31 de Enero, 2017

NUEVA YORK._ La Fiscalía del Distrito de Manhattan reabrirá el caso de la misteriosa muerte por supuesta sobredosis de pastillas recetadas, de la reportera Dorothy Kilgallen, quien era considerada una estrella del periodismo nacional en Estados Unidos y estaba investigando el homicidio del presidente John F. Kennedy y una posible conexión de un “Don” de la mafia con el presunto ejecutor, Lee Harvey Oswald.

El asesinato de la periodista, que descolló en la CBS, ocurrió hace 51 años, en 1965. Ella había publicado un libro titulado “¿Cuál es mi línea?”, en el que revelaba parte de las investigaciones que había hecho sobre la ejecución de Kennedy y las supuestas implicaciones de la mafia, usando a Oswald para ejecutar al mandatario.

La decisión de la fiscalía de Manhattan, se produce después de la aparición del libro “The Reporter who knew too much” (La Reportera que Sabía Demasiado), en el que el autor, sugiere que la periodista asesinada, fue liquidada por su incansable búsqueda de la verdad y los detalles de la muerte de Kennedy.

Joan Vollero, una portavoz de la oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Junior, confirmó al tabloide NY Post, que un fiscal adjunto leyó el libro, y examinó una carta del escritor Mark Shaw citando nuevas pistas, pruebas médicas y testigos creíbles, cuando Kilgallen, que tenía 52 años de edad, murió “repentinamente” el 8 de noviembre de 1965, en el pináculo de su carrera.

"Tengo la esperanza que los investigadores de la fiscalía probarán todos los registros disponibles y entrevistarán a los testigos que están vivos hoy en día y que pueden arrojar luz sobre lo que le pasó a esta mujer notable", le dijo el escritor Shaw al Post. "Las víctimas tienen derechos, si su nombre es Dorothy Kilgallen o Dorothy Doe, y a Kilgallen le fue negada la justicia en 1965. Es por eso que estoy luchando por ella", agregó el autor.

Shaw dijo que ha recibido docenas de correos electrónicos de lectores que exigen una investigación oficial. En uno de los correos la llaman “una patriota” que debe ser respetada por arriesgar su vida para resolver el asesinato de Kennedy."

Kilgallen, que escribió una columna ampliamente publicada por el periódico New York American Journal fue la única reportera que entrevistó a Jack Ruby, quien disparó contra Oswald, y publicó el testimonio a puerta cerrada de Ruby ante la Comisión Warren, antes de su lanzamiento oficial.

Sus enemigos iban desde el cantante Frank Sinatra, al entonces director del FBI, J. Edgar Hoover.

La mañana después que Kilgallen apareció en la exitosa serie de televisión “The Game” (El Juego), fue encontrada muerta en su apartamento de Manhattan, desnuda bajo una sabana y todavía con el maquillaje.

El médico forense dictaminó que “una mezcla accidental de alcohol y pastillas para dormir, la mataron”.

Pero Shaw sostiene que Kilgallen fue drogada. Cita un residuo polvoriento en un vaso junto a la cama, y ??los registros obtenidos de los archivos nacionales que muestran dos barbitúricos adicionales en su sistema.

"No hubo evidencia de que Kilgallen era una abusadora de drogas", dijo Shaw. "A pesar de la extraña escena de la muerte y fuertes dosis, no hubo una investigación, explica Shaw.

El ex toxicólogo doctor Stephen Goldner dijo que la mafia controlaba la Oficina del Médico Forense en Brookly, que inexplicablemente llevó a cabo la autopsia al cadáver de Kilgallen, a pesar de que su muerte se produjo en Manhattan.

Semanas antes de su muerte, Shaw supo que Kilgallen compró una pistola de autoprotección y planeó un segundo viaje a Nueva Orleans para investigar al capo de la mafia Carlos Marcello.

"Si las personas equivocadas sabían lo que sé sobre el asesinato de JFK, me costaría mi vida", confió había confiado la reportera al peluquero de Charles Simpson, uno de varios testigos que dieron entrevistas grabadas en video revisados por Shaw.

El autor pidió a la fiscalía de Manhattan, entrevistar a Ron Pataky, un columnista de un periódico de Ohio y ex amante de Kilgallen que fue visto en hotel Regency la noche antes de ella morir.

Pataky, ahora de 81 años, escribió un poema llamado "Roulette Wheel Vodka", (Ruleta de Vodka) graficado con la imagen de un camarero mezclando bebidas, y una línea que dice: "Haz una de veneno".

Por Miguel Cruz Tejada