Finlandia y Suecia a la OTAN: al que no quiere caldo… dos tasas

Por José Flández viernes 13 de mayo, 2022

El nuevo emperador ruso, Vladimir Putin, decidió invadir a Ucrania alegando el tema de la seguridad, porque los ucranianos hace tiempo que desean y necesitan adherirse a la Unión Europea y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, buscando precisamente una sombrilla de protección ante las conocidas intenciones del Zar ruso de apropiarse por la fuerza de su vecino alegando además cuestiones de carácter étnico y otras argucias propias de su ego tiránico e imperialista.

En ese sentido el dictador ruso sostiene que si Ucrania se une a dicha organización militar, que es esencialmente de carácter defensivo, significaría una grave amenaza a su seguridad porque supuestamente la OTAN, colocaría armamento nuclear en sus fronteras, cuando es sabido que los demás países fronterizos pertenecientes a la OTAN, ninguno ha instalado armamento nuclear ni posee ese tipo de armas.

Sin embargo hay un refrán que sabiamente dice: al que no quiere caldo se le dan dos tasas… y eso ha ocurrido luego de su demencial incursión en la república ucraniana; pues sucede que ahora no solo es Ucrania la que desea unirse a la OTAN, sino que también, por temor a ser agredidas por el amenazante y desquiciado vecino, Finlandia y su vecina Suecia están a las puertas de entrada de la OTAN.

Otro sabio refrán dice: cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo… Precisamente, eso es lo que están haciendo esas dos naciones otrora neutrales, pero que han sido empujadas por el propio Putin a entrar urgentemente al susodicho organismo militar, debido a lo que llenas de horror han visto ocurrir a otro país europeo cercano a sus fronteras, el que ahora tiene que defenderse solo ante la embestida del monstruoso ejército ruso.

En vez de conseguir su objetivo de evitar otro país de la OTAN en sus fronteras, ahora se sumarán dos y al aceptar la entrada de estos dos países dicha organización militar aumentará su membresía a 32 miembros, fortaleciéndose sobremanera; lo que significa que a Putin, el todo poderoso, «le ha salido el tiro por la culata»…

Por José Flández

Comenta