Fijan audiencia contra juez por litis de 54 tareas de tierra en Vicente Noble

Por Omar Medina lunes 7 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, BARAHONA.- El abogado que representa a la familia Román Sierra, del municipio Vicente Noble, aseguró este lunes que consiguió que el Tribunal de Tierras de esta jurisdicción fijara para el miércoles la audiencia contra un juez de Barahona, ya que se presume el magistrado habría despojado al anciano Evangelista Román Jiménez (fallecido) y a su esposa de unas 54 tareas de tierra cultivable, con una venta que alegan es irregular.

El doctor Praede Olivero Féliz dijo que la audiencia será conocida a las 9: 00 de la mañana del próximo miércoles 9 de mayo, en la ciudad de Barahona.

Aseguró que demostrará que el magistrado habría incurrido en una compra fraudulenta, ya que en ese entonces se valió de su condición de juez de Vicente Noble para presuntamente apropiarse de forma turbia de la parcela del señor Román Jiménez y de su esposa –anciana- cuyas tierras habrían sido otorgadas por el Instituto Agrario Dominicano (IAD) durante el Gobierno del extinto Joaquín Balaguer.

Señaló que cuando se produjo la “extraña” venta, el anciano contaba con unos 80 años y con un cuadro médico deplorable.

En el juicio se determinará si se hallaba inhabilitado como consecuencia de por varios accidentes cardiovasculares, fallos respiratorios, dificultad auditiva y pérdida de la memoria, como certificó el doctor Luis Domingo Heredia Torres.

El abogado Olivero Féliz aseguró que el propio notario que participó en esa venta, doctor Primitivo Miguel Reyes, confesó que al momento de los trámites habría identificado signos extraños en el supuesto vendedor (Román Jiménez).

“Es inaceptable de que Román Jiménez fuese un hombre que conocía de las letras y tenía ciertas destrezas al firmar con su puño, pero que ahora aparece la alegada venta con sus huellas dactilares”, señaló.

En la audiencia de este miércoles también se determinará si Román Jiménez fue puesto a afirmar inconscientemente.

“Además, la venta de un patrimonio familiar está prohibido por ley”, señaló Olivero.

El defensor de la familia Román Sierra adelantó que cuando se produjo el sospechoso “negocio” con el magistrado, éste administraba a media la parcela de su defendidos y le daba “chelitos” de vez en cuando por la producción, quedándose con la mayor parte.

En esas condiciones, según Olivero Féliz, fue que aprovechó para pedir que le firmen un recibo de lo que daba de la producción y con el tiempo alegó que fue en calidad de venta, de lo que nunca se habló.

Olivero Féliz fue severo al solicitar al Consejo del Poder Judicial destituir al Juez por las presuntas faltas graves que según dice habría cometido.

Además, pidió anular la venta y los actos a los que le sirve de base devolviendo su parcela a la humilde familia Román Sierra que se caen a pedazos por la falta de un sustento.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar