FIFA sigue en contacto regular con Catar 2022 tras ruptura de países árabes

Por EFE lunes 5 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Madrid.- La FIFA aseguró que “está en contacto de forma regular con el comité organizador local de Catar 2022 y el Comité Supremo de Entrega y Legado sobre asuntos relacionados con la Copa del Mundo“, después de la decisión de un grupo de países de romper relaciones diplomáticas con el primero.

El organismo que preside el suizo Gianni Infantino no hizo más comentarios al respecto en estos momentos, horas después de la iniciativa anunciada por Arabia Saudí, Egipto, Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Libia y Yemen.

Este grupo de países acusa a Catar de apoyar a organizaciones terroristas como los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda, así como de incumplir los compromisos y acuerdos internacionales.

También le culpan de “socavar la estabilidad” y de no cumplir con los acuerdos entre los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que está compuesto por EAU Kuwait, Catar, Omán, Baréin y Arabia Saudí.

Catar ha replicado que es “un miembro activo” del CCG, y que está “comprometido con sus acuerdos, respeta la soberanía de otros países y no interviene en asuntos internos”.

El próximo diciembre hará siete años que Catar ganó la organización del Mundial 2022, cuando el Comité Ejecutivo de la FIFA eligió su proyecto por delante de los de Australia, Estados Unidos y Corea del Sur.

Para su elección hicieron falta cuatro rondas de votos. En la primera, Australia cayó eliminada con 1 voto. Japón y Estados Unidos recibieron 3, Corea del Sur 4 y Catar 11.

En la segunda, Japón se despidió con 2 votos. Corea y Estados Unidos 5 y Catar 10. Corea, con 5, fue eliminada en la tercera ronda. Estados Unidos logró 6 votos y Qatar 11.

Y en la cuarta y última Qatar venció y logró la mayoría absoluta con 14 votos, por 8 de Estados Unidos, que ya había organizado el mundial de 1994.

La victoria de Catar, que se produjo en la misma reunión en la que el Comité Ejecutivo eligió a Rusia como organizador de 2018, estuvo rodeada de controversia desde el primer momento, hasta el punto de que la FIFA presentó una denuncia ante la fiscalía suiza por posibles irregularidades en aquella votación, aunque lo hizo cuatro años después de la misma.

Esta denuncia está en le origen de los casos de corrupción que se empezaron a hacer públicos en 2015, ante la investigación iniciada en Estados Unidos, y que desembocará en el juicio a muchos exdirectivos y colaboradores de FIFA, acusados de hacer y aceptar sobornos, entre otros delitos.

Pero al margen de su elección, Catar 2022 también ha sido cuestionado por otros motivos, como las condiciones laborales de los trabajadores inmigrantes empleados en la construcción de los estadios, denunciadas por Amnistía Internacional.

Tras esto el gobierno catarí anunció más de un año cambios en la legislación para lograr el bienestar de los trabajadores y la FIFA recientemente se mostró satisfecha por las conversaciones mantenidas entre las compañías y el sindicato internacional de trabajadores de la construcción y la madera (BWI) sobre las condiciones en las que trabajan los empleados en la edificación de los recintos deportivos. EFE