Festival renacentista de Florida invita a olvidar “problemas del siglo XXI”

Por EFE domingo 12 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, DEERFIELD BEACH, EEUU.- El mayor festival de espíritu renacentista en Florida (EE.UU.) celebra desde este fin de semana su 25 aniversario con el anhelo de que sus visitantes "olviden los problemas del siglo XXI" y hagan un viaje a la "magia" del siglo XVI.

El Renaissence Festival ha transformado la tranquila localidad costera de Deerfield Beach, a 70 kilómetros al norte de Miami, que hoy luce como una villa en al que no faltan los caballeros con armaduras, las hadas y personajes de la plebe, concentrados en un evento que se calcula atraerá a más de 100.000 personas.

Bobby Rodríguez, director ejecutivo y orgulloso fundador de esta aventura renacentista, destaca en declaraciones a Efe que el evento ha conseguido pervivir desde sus inicios en el año 1992, "cuando el festival solo duraba dos días", y hoy cuenta con una extensa programación que se extenderá por siete semanas.

"Las personas deben venir dos o tres veces para verlo todo", explica.

Desde su inauguración el sábado en el extenso parque Quiet Waters, cientos de automóviles aparcan delante de las torres que dan la bienvenida a los visitantes, quienes, ataviados con trajes de la Edad Moderna, no se diferencian de los profesionales que trabajan en el festival.

Aquí conviven tanto el rey Fernando el Católico como Jack Sparrow, el famoso personaje de la franquicia Piratas en el Caribe, en medio de justas de caballeros, tiro con arco y flechas, lanzamiento de tomates al bufón y juegos de resistencia.

El festival, que además cuenta con una zona infantil, ofrece opciones para todos los gustos y en él la música se mezcla con el "caos", según señala su creador.

Rodríguez explica que la idea es que el visitante, por un momento, "olvide los problemas del siglo XXI y se traslade al siglo XVI".

Aunque sus pilares giran en torno a aquel siglo, la feria es un amplio contenedor, en el que no es raro ver a Juana "la Loca" de Castilla caminando junto a piratas vestidos a la manera del siglo XVII y que cada fin de semana tiene una temática diferente.

En las próximas semanas, las instalaciones del parque en donde se levanta el evento se llenarán de celtas, vikingos, bárbaros y hasta de máscaras a la manera veneciana.

Pero para aquellos que quieran dar rienda suelta a su imaginación sin tener que preocuparse de temas y anacronismos, el festival dedica un fin de semana a "viajeros en el tiempo", en el que en pasadas ocasiones se ha visto a Chewbacca, de la saga "La guerra de las galaxias", tomando una cerveza con Isabel de Castilla.

En la programación de este evento, que para su inauguración no faltaron los cañones reales, destaca las justas de caballeros, como la que dio inicio el sábado el rey Fernando el Católico entre jinetes con armadura "llegados del norte de África, Inglaterra, España y el imperio Otomano".

El nuevo equipo de justas tiene ilusionado a Rodríguez, quien para este festival emplea a más de 100 profesionales, a quienes se puede ver en los 12 escenarios de "entretenimiento continuado" que se mantienen abiertos hasta la puesta de sol.

Los amantes de la ropa y los objetos de época tienen lugares para pasarse el día indecisos en el Renaissence Festival, donde se dan cita alrededor de 100 vendedores que en la mayoría de los casos llevan productos especiales hechos a mano, a la manera de la Edad Moderna.

Rodríguez cuenta que, en el apartado culinario, los productos estrella son los que todas las personas aficionadas a las películas de la Edad Media y Moderna han querido probar alguna vez: los muslos de pavo gigantes, comidos a mordiscos con la mano y acompañados de una cerveza en jarra de metal. EFE

Por Pablo Ramón Ochoa