Feria del Libro de Lima tuvo que disculparse por inauguración sin mujeres

Por EFE lunes 22 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, Lima.- La organización de la 24 Feria Internacional del Libro de Lima, que este año celebra “el universo” del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, tuvo que disculparse por haber inaugurado sus actividades con nueve hombres y ninguna mujer, una imagen que fue calificada de “penosa” por escritoras.

“Es una humillación a tantas luchas, por lo menos la de los dos últimos años, donde las mujeres hemos exigido no solo la paridad, sino también hacerle frente a esa ideología de gente vinculada al ejercicio de la escritura”, señaló este lunes a Efe la poeta peruana Victoria Guerrero.

Precisamente, horas después del acto inaugural, y conforme crecía la polémica, Guerrero anunció su retiro de la actividad que tenía programada en la feria de Lima.

Este error, o cuando menos descuido, se difundió raudamente en redes sociales, donde chirriaba la ausencia de mujeres, con excepción de la decoración del escenario de la mesa inaugural, que tenía un dibujo de la compositora afroperuana Victoria Santa Cruz.

La mesa estuvo integrada, entre otros, por el presidente peruano Martín Vizcarra y por Mario Vargas Llosa, por el ministro de Cultura, Luis Jaime Castillo, y por el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, además de autoridades locales y representantes de instituciones privadas.

La Cámara Peruana del Libro (CPL), organizadora del encuentro cultural, salió a explicar rápidamente en un comunicado que la composición de la mesa inaugural estuvo determinada “por los cargos institucionales y no por el género de las personas”.

Esta justificación no convenció a Guerrero, quien señaló que la idea “no es cambiar a un hombre por una mujer”, sino “de transformar, de hacer una revuelta y entender que estas cosas ya no son aceptables para nadie”.

“Era más válido que esté en la mesa, por ejemplo, la directora de la Biblioteca Nacional del Perú o de la Casa de la Literatura Peruana, y no porque sean mujeres, sino porque son personas de avanzada”, apuntó.

Algo que los organizadores del protocolo inaugural “no vieron”, según aseguró a Efe Jade García, directora cultural de la CPL, y que “simplemente siguieron el modelo de todos los años”.

“Es complejo porque es algo que tratamos ya desde hace un par de años, y por lo que hemos creado nuestros especiales. Tenemos un especial de géneros e igualdades, donde tocamos temas como las barreras en la industria editorial, las mujeres y el poder, la literatura contra el machismo, entre otros”, señaló García.

Agregó que este año incluso el número de invitados de la CPL es mayoritariamente femenina.

“Por ejemplo, son 75 invitados internacionales, de los cuales 43 son mujeres y 32 son hombres. También de los invitados nacionales, de los cuales 71 son mujeres y 66 son hombres”, agregó.

García reconoció que “esta denuncia pública” hará replantear a la organización “un cambio, más adaptado a los tiempos actuales”, en una industria donde reconoció “aún hay mucho por hacer”.

Mientras se cumple este cambio, las escritoras Micaela Chirif o Valeria Román también se han manifestado en contra de la imagen que dio la FIL, por lo que han decidido difundir en sus actividades contenidos que insistan en la equidad de género en la industria editorial y la cultura.

“Esperemos que esto no se quede en una mera discusión, porque no es una lucha de mujeres contra hombres, sino una lucha por que el mundo sea mejor”, concluyó Guerrero.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar