Felucho, de moda otra vez…

Por Francisco S. Cruz martes 21 de marzo, 2017

Recuerdo que al Lic. Felucho Jiménez, miembro del todopoderoso Comité Político del PLD (mi partido), en los 80s, se le identificó como el dirigente peledeísta que mejor imitaba, en su modo de hablar, al Prof. Juan Bosch. Luego, invento o no, se le adjudicaron varias frases de antología, una de ellas hizo fama en su partido sindicándolo como un experto en béisbol. Lógicamente, el símil de marra -que supuestamente acuñó-, lo distanció por siempre de las bases y le ganaron una suerte de distancia abismal con ellas.

Ahora de nuevo, Felucho Jiménez salta a la palestra pública a raíz de unas declaraciones suyas sobre obras sobrevaluadas y una intervención suya, al respecto, en el Comité Político que, dicho sea de paso, algunos de sus compañeros del CP no recuerdan que lo haya tratado en ese superior organismo, al menos, y según Reinaldo Pared Pérez, que no haya sido el caso de la autovía El Coral -“por un interés personal”- en sus años de ministro de turismo.

No quiero entrar en el tsunami público que ha generado sus declaraciones ni tampoco si fue bien o mal interpretado; lo que sí quiero resaltar es: que Felucho Jiménez no es el único ni el primero del CP del PLD que ha dicho o externado declaraciones duras y reveladoras. Otros, a los que no voy a mencionar por nombres, han confesado a la prensa hechos incriminatorios o, suerte de mea culpa, sobre situaciones nada ética. Y ya en el plano de los procesos eleccionarios internos, ¿qué no se ha dicho y hecho?

De modo que, con las declaraciones de Felucho -creo yo, que ni siquiera le conozco- se está exagerando la nota quizás por el momento –en medio del escándalo Odebrecht- en que dijo lo que dijo, que, incluso ya esta desmintiendo y aclarando, y que la oposición y la llamada “opinión pública” están explotando siguiendo, quizás, un viejo axioma jurídico-político (“A confesión de parte, relevo de prueba”); aunque Felucho Jiménez no haya dicho lo que dicen que dijo.

Sin embargo, y desde mi particular punto de vista –como peledeísta, hay otros aspectos, que no han sido importantizados por los medios, de sus declaraciones que tienen suma pertinencia partidaria y que están en consonancia con lo que, por años, hemos venido abogando. Nos referimos, a lo que dijo sobre que ellos, los del CP, llevan demasiado tiempo al frente del partido, agregando que “…tiene que venir una renovación de arriba hacia abajo…”.

Y eso último que ha dicho Felucho –“…renovación de arriba hacia abajo…”- es lo pertinente para el PLD, pero que, también, extrapolado al plano nacional -y respecto al escándalo de corrupción y soborno Odebrecht y la reacción ciudadana al mismo que, dicho sea de paso, está siendo asaltada-filtrada por la oposición y sus bocinas mediáticas- debería exigir y demandar, además del fin de la corrupción y de la impunidad, una reforma política-electoral-judicial que haga posible revertir el actual esquema o sistema jurídico-político que garantiza y perpetua corrupción e impunidad, y su correlato político antidemocrático más degradante: el secuestro de la democracia interna en los partidos políticos en una dinámica o suerte de empresa privada.

 

Apple Store Google Play
Continuar