Fellito Subervi aclara lo oscuro de la CAASD 

Por Balbueno Medina

Dado la gran inversión que allegadamente el gobierno pasado hizo en la construcción de plantas de tratamiento de agua potable y el mejoramiento de diversas cañadas en el Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo, la población ha reaccionada sorprendida frente a la denuncia hecha por el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, CAASD, Felipe Subervi, en el sentido de que al asumir el cargo encontró a esa institución en quiebra.

La inmensa mayoría de los moradores del Gran Santo Domingo, recordamos cómo el pasado director de la CAASD, arquitecto Alejandro Montás, proclamaba orgullosamente a través de los medios de comunicación el respaldo que recibió del gobierno de Danilo Medina, mediante la entrega de recursos para resolver el problema de abastecimiento de agua a toda la población bajo el control de esa institución.

Sin embargo, lo que Montás, no les dijo a los habitantes del Gran Santo Domingo, fue la enorme cantidad de problemas que le dejo a la nueva administración de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, mediante el amarre de un contrato leonino como el de AAA, la gran deuda acumulada con los proveedores y el descalabro de la infraestructura del sistema de tuberías y toma del agua recibió Fellito Subervi.

La situación de descuido y falta de gerencia por la que atravesó la CAASD se hace más evidente cuando se pasa revista a los proyectos que la pasada gestión desarrollo a favor de los clientes del Gran Santo Domingo, donde en diferentes sectores populares y lugares de personas de clase media y media alta, se iniciaron construcciones y reconstrucciones de obras que nunca se terminaron y que por desidia en estos momentos se encuentran totalmente deterioradas.

Durante la gestión del arquitecto Alejandro Montás, lejos del Gran Santo Domingo avanzar en la solución de los problemas de agua que ha venido arrastrando hace dedicadas lo que hizo fue que retrocedió pese a que se vendió de que nos encaminábamos a la solución definitiva del desabastecimiento de agua potable que una enorme cantidad de barrios y sectores que todavía confrontan dificultades para recibir en sus horas el preciado líquido.

Esperamos que todas estas irregularidades y desaciertos cometidos en la pasada administración de la CAASD, sean corregidas por la nueva gestión del ingeniero Felipe Subervi, Fellito, quien verdaderamente ha mostrado voluntad firme para enfrentar ese cumulo de situaciones que han afectado a los clientes y a esa empresa producto de la publicidad engañosa que se vendió al país.

Por Balbueno Medina 

Comenta