Félix Cabrera acusa a desaprensivos por falsa alarma terrorista en concierto de Camilo Sesto

Por Miguel Cruz Tejada martes 13 de junio, 2017

NUEVA YORK._ Tras confirmar que se produjo una llamada a la policía, reportando una supuesta bomba el sábado 10 de junio en el teatro United Palace del Alto Manhattan, durante el concierto del cantautor español Camilo Sesto, el empresario Félix Cabrera, productor y promotor del evento, acusó a desaprensivos de tratar hacerles daño al teatro y a la comunidad y negó que la existencia de uno o más artefactos explosivos, fuera cierta.

Mientras el concierto estaba en progreso a eso de las 8:30 de la noche, y los miles de asistentes disfrutaban de sus clásicos preferidos, se produjo una misteriosa llamada reportando una supuesta bomba que había sido colocada en algún lugar del recinto situado en la avenida Broadway y la calle 175.

Se trató de una falsa alarma y la policía actuó rápidamente para poner en marcha una investigación, ubicar al autor de la llamada y procesarlo judicialmente, por lo que enfrentaría hasta 30 años en una cárcel federal por alarma terrorista.

Cabrera aclaró que la alarma fue sofocada rápidamente y la situación  no pasó de ahí. Tampoco se creó pánico entre los miles de asistentes y la situación se manejó a la altura de los avances de la policía de Nueva York.

“No es la primera vez que eso ocurre, en el primer concierto de Romeo Santos y el Grupo Aventura, hicieron lo mismo, al parecer buscando que la gente abandonara el teatro y yo les devolviera el dinero que habían  pagado por las entradas”, explicó Cabrera.

“No supe cuántas llamadas hicieron, porque esa información la manejaron los policías del precinto, pero hasta donde tengo entendido, fue una llamada que hicieron diciendo que había una bomba, pero esa no es la primera vez que eso pasa, en muchísimos de los conciertos que he hecho ahí, en  el teatro, hicieron lo mismo, pero aunque la policía toma las medidas preventivas, no les hace caso, sin darles credibilidad porque sabe que son los terroristas del Alto Manhattan, que no tienen otra cosa que hacer que molestar y son personas mal intencionadas que quieren  hacer daño”, agregó Cabrera.

“La policía sabe lo que tiene que hacer en esos casos, porque no que si hicieron una llamada y los agentes tenían dudas de que podía ser verdad, iban a dejar a más de tres mil personas dentro del teatro sin evacuar el lugar”, explicó el empresario.

Cabrera dijo que “eso, no pasó al terminar la noche, sino al empezar el show. Ellos, los policías no sacaron a nadie del teatro. Fue una maldad como para que la gente se asustara, salieran del teatro y yo tuviera que devolverle el dinero”.

Agregó que “buscan hacerles daño al teatro y a la comunidad y a los promotores, porque lo hacen en la mayoría de los espectáculos. En el tercer show de Aventura, llamaron para decir que había una bomba y la policía tuvo que usar perros amaestrados para custodiar todos los espectáculos”.

Dijo Cabrera que como parte de su trabajo, la policía siempre entra al teatro para supervisar y asegurarse de que todo está bien. “Ellos siempre entran aunque hagan o no llamadas”.

Respecto a declaraciones atribuidas a su asistente y coproductor del espectáculo John Sepúlveda (colombiano), Cabrera restó credibilidad a lo que algunos blogs publicaron de supuestas informaciones dadas por éste.

“Como mi asistente y coproductor del espectáculo, creo que John dijo que lo oyó y sobre la seguridad, pero pienso que no dijo que se hicieron cuatro llamadas ni diez ni quince, porque John no tenía conocimiento de eso, la propia policía no da detalles porque no pone en peligro a la comunidad ni a la gente que esté dentro de un edificio”, aclaró Cabrera.

“Los investigadores no les dan esas informaciones a nadie, porque son parte de fases secretas de las investigaciones”, señaló el empresario.

 

SEGURIDAD GARANTIZADA

Cabrera dijo que tanto la administración del teatro como todos, “estamos conscientes de que vivimos en un mundo de terrorismo y en todos los lugares donde hay público, ya se exige que haya una seguridad extremada con chequeos de quienes van a los espectáculos, se revisan hasta las carteras de las mujeres. No hay forma humana de entrar con ninguna arma”.

Recordó que en todas las arenas del mundo y especialmente después del ataque terrorista en Manchester (Inglaterra) en el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, se han extremado las medidas de seguridad, por lo que la protección de los asistentes, está garantizada.

La policía le confirmó la llamada al empresario, “pero sabían que quienes estábamos ahí, nunca estuvimos en riesgo y ellos siempre toman todas las medidas de seguridad”.

Cabrera precisó que la policía de Estados Unidos, siempre está alerta, “porque sabe que estamos viviendo un momento difícil en el mundo, no solo en Nueva York y Estados Unidos”.

Su mensaje a los desaprensivos que crean las falsas alarmas, es pedirles que dejen que cada uno haga su trabajo y que la gente disfrute de los espectáculos, por los que pagan para verlos y que dejen que el mundo siga adelante y la gente viva tranquila.

“Si la gente se lleva de amenazas, no saliera a ningún lado, porque donde quiera estamos bajo amenazas. No creo que nadie le de credibilidad a eso, porque todo el mundo sabe que lo que se busca es hacerle daño a la comunidad”, dijo Cabrera.

Respecto a la investigación dijo que no puede hablar de ello, porque la policía le está dando seguimiento.

“Encontrarán a quien hizo la llamada y son 30 años a cadena perpetua, es un delito federal grave y quienes los cometen, tienen que saber a lo que se enfrentan en la justicia”, advirtió el empresario.