FBI captura en Nuevo México hispano que se mantuvo fugitivo por 46 años

Por Miguel Cruz Tejada viernes 7 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- Luis Archuleta, un hispano que hace 46 años se fugó de una cárcel en Colorado y estaba prófugo por más de cuatro décadas, usando los falsos nombres de Ramón Montoya y Larry Pusateri, fue capturado por agentes del FBI en el pueblo Española en Nuevo México, donde escondía a su actual edad de 77 años.

Los federales dijeron ayer jueves en un comunicado que Archuleta, será devuelto a la justicia en Denver (Colorado), donde en 1974, fue acusado por intento de asesinato a un policía de esa ciudad y escapó antes de que pudiera ser enjuiciado en un tribunal federal.

La cadena ABC News dijo que Archuleta, también había usado otros nombres con lo que se mantuvo evadiendo a la justicia  y los sabuesos del FBI.

Estaba preso en una cárcel del Departamento de Correcciones de Colorado cuando logró fugarse y tres años después de su escape, un juez emitió una orden de arresto en base a la cual era buscado.

Archuleta, había estado viviendo también  bajo el nombre de Ramón Montoya en Nuevo México, donde ese falso nombre durante 40 años.

Las autoridades dijeron que había estado residiendo en el área bajo el alias durante aproximadamente 40 años.

“Este arresto debería enviar una señal clara a los delincuentes violentos en todas partes: el FBI los encontrará, sin importar cuánto tiempo tarde o cuán lejos corran, y lo llevaremos ante la justicia”, dijo Michael Schneider, agente especial del FBI en Denver en el  comunicado.

“Quiero agradecer al Departamento de Policía de Española por trabajar estrechamente con las divisiones del FBI de Denver y Albuquerque en esta investigación y sacar a este peligroso fugitivo de las calles”, agregó el agente federal.

Archuleta fue condenado por asalto a un policía con un arma de fuego con la que le disparó en Denver en 1973. El oficial sobrevivió al ataque.

En el momento de su fuga en 1974,  Archuleta estaba cumpliendo una sentencia de prisión desde 1973, cuando fue condenado por asalto al  oficial de policía y  fue procesado por la oficina del fiscal del distrito de Denver. Esa orden de detención permaneció activa hasta 2018.

será por fin responsable de sus acciones”, añadió McCann.