FARC dice secuestro de empleado de ONU por disidentes complica proceso de paz

Por El Nuevo Diario Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Reforma (Colombia), 5 may (EFE).- El jefe del equipo negociador de las FARC, Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", aseguró hoy que el secuestro de un funcionario de la ONU por parte de una disidencia de esa guerrilla crea una complicación para el proceso de paz.

"Esto constituye poner al proceso de paz en una situación bastante difícil, esperamos y les pedimos a esos jefes (de la disidencia) que reflexionen y procedan a poner en libertad a esta persona", dijo "Márquez" a periodistas.

El funcionario de la ONU, de nacionalidad colombiana e identificado como Harley López, fue secuestrado este jueves por un grupo disidente de las FARC al mando de alias "Iván Mordisco", en el departamento del Guaviare (sureste).

El hecho se produjo en Barranquillita, un remoto caserío situado a dos horas de viaje por tierra del municipio de Miraflores (Guaviare), donde trabajaba.

El número dos de las FARC se unió hoy a la visita que hizo el Consejo de Seguridad de la ONU a la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de La Reforma, en Vista Hermosa, en el vecino departamento del Meta.

En ese lugar, los miembros del Consejo conocieron de primera mano la situación y cómo los miembros de las FARC están haciendo el proceso de dejación de armas para reintegrarse a la vida en sociedad.

En referencia a la identificación y entrega del armamento que mantienen en escondites en el país, Márquez afirmó que las tienen localizadas y que serán entregadas a Naciones Unidas.

Acerca del posible dinero que en ellas puede haber, dijo que no serán "cantidades siderales", aunque sí admitió que debe haber sumas porque "la guerra es algo que cuesta".

"Las FARC tuvieron que buscar recursos para el alzamiento armado, así como entra sale, porque los gastos (que genera el conflicto) son enormes", sostuvo.

Sobre la recuperación de estos depósitos, aseguró que será "algo dispendioso", por lo que las partes y la ONU deberán "llegar a un entendimiento que permita llegar a (cumplir con) este proceso".

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", aseguró en pasado 20 de abril que esa guerrilla tiene 900 escondites con armas listos para ser recogidos por parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) de las Naciones Unidas.

"Hay 900 caletas (escondites) listas a recoger junto con ONU", afirmó, en su cuenta de Twitter en la que señaló que el cronograma de recogida "se va a retrasar por incumplimientos del Gobierno".EFE