Familiares de niño dominicano que espera trasplante dicen tienen poco tiempo

Por Miguel Cruz Tejada viernes 29 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ El padre del niño dominicano Andy Manuel Herrera Reyes de 13 años de edad, que necesita con urgencia un trasplante de corazón para poder salvarse y está interno en un hospital de las Islas Caimán, declararon crítica la situación, diciendo que están contra el reloj y tienen poco tiempo para trasladarlo al hospital de Florida, donde se le practicaría la intervención quirúrgica.

“Hasta ahora, él ha roto el récord Guinnes de supervivencia en la máquina”, dijo anoche el señor Sandy Andy Herrera progenitor de Andy, en una entrevista telefónica desde Santiago con este reportero.

Añadió que la madre del muchacho, que se encuentra a su lado, sufrió ayer un desmayo, y tuvo que ser internada debido a que le subió la presión arterial a niveles exorbitantes, debido a la situación.

Herrera, dijo que él sigue en pie de lucha, pero que su esposa está sola en las Islas Caimán, al lado de su hijo.

“Nunca he salido a ninguna parte y nunca habíamos molestado a nadie, ni al Gobierno, porque siempre nos las ingeniamos para estar al lado de Andy, las veces que lo han operado”, añadió.

“En este momento, la situación nuestra es muy difícil, porque ya él tiene un récord mundial en esa máquina, el que más había durado estuvo vivo tres semanas y mi hijo al día de hoy (ayer jueves) ya lleva 105 días”, explicó.

Pero dijo que le han informado que el récord, Guinnes lo certificará y lo asentará en su libro, si el niño logra salir vivo de la máquina.

Guinnes investiga en todo el mundo y sus investigadores se enteraron del tiempo que lleva el niño en la máquina.

“Ellos llamaron y nos dijeron eso, una niña con problemas en los pulmones, estuvo 67 días”, dijo.

Dijo que ayer estuvo en varios programas de televisión para seguir fortaleciendo la campaña abierta, con la que se busca salvar la vida de su hijo.

Por su parte, la señora Ana Filpo, enlace entre la familia y la organización con sede en Nueva Jersey, “Gifth of Life” (Regalo de Vida), que ayudó en las primeras operaciones, dijo que para transportar el muchacho desde Islas Caimán a Florida, se necesita un avión especial.

“Nosotros necesitamos que el hospital nos los acepte con lo menos que se pueda”, añadió Filpo.

Dijo que generalmente los pacientes en la máquina, no sobrepasan entre los 7 a los 14 días.

“Es decir, que si nos movemos rápido con este caso, le podemos salvar la vida al niño, pero el doctor dice que si en dos tres días, no llega al hospital de Florida, se le pueden dañar otros órganos y eso es lo que estamos tratando de vitar”, explicó ella.

 

Apple Store Google Play
Continuar