Familiares de joven peruano desaparecido en Colombia identifican su cadáver

Por EFE miércoles 24 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, MEDELLIN, COLOMBIA.- Familiares de Silvano Oblitas Cántaro confirmaron que el cadáver hallado el pasado sábado por autoridades colombianas en el departamento del Cauca (suroeste) corresponde al joven peruano que fue empujado por dos hombres desde un puente, de acuerdo con un video que causó estupor tras ser difundido por redes sociales.

Janet y Jhon Elver Cántaro se desplazaron desde la ciudad peruana de Huánuco a Colombia para establecer si el cuerpo encontrado pertenecía a su hermano, con quien perdieron contacto hace dos semanas durante el viaje que éste realizó a la ciudad de Medellín, capital del departamento de Antioquia (noroeste), para comprar mercancía.

“Nosotros llegamos el 19 de febrero (a Colombia) porque queríamos encontrar a mi hermano. Vivo o muerto, pero queríamos encontrarlo”, dijo a Efe Jhon Elver antes de iniciar su viaje de regreso a Perú luego de constatar el fallecimiento de su familiar.

UN TATUAJE PERMITIÓ LA IDENTIFICACIÓN

Según contó, un tatuaje de dos manos en señal de oración les permitió confirmar que el cuerpo encontrado bajo un puente vehicular en el tramo que comunica a los departamentos de Cauca y Nariño, más exactamente en el corregimiento (pueblo) Mojarras, del municipio de Mercaderes, era Silvano.

“Lo reconocimos por el tatuaje que tenía en el tobillo y también por su ropa (…) por su polo, su pantalón y su gorra”, enunció el hermano mayor, quien detalló que ese proceso lo realizaron a través de fotografía.

El joven estuvo desaparecido desde el pasado 10 de febrero, según las autoridades colombianas.

De acuerdo al relato de sus hermanos, el peruano viajó con dos extranjeros el 25 de enero a Medellín porque “quería hacer negocios”.

SU FAMILIA ALERTÓ A SILVANO

Jhon Elver precisó que la víctima pretendía comprar ropa y mercadería en Colombia para vender en Perú.

“Lo que ha pasado es algo muy triste; ha causado mucho dolor en nosotros”, acotó el hermano mayor.

Manifestó que la familia Cántaro Tolentino estuvo en desacuerdo con la decisión de Silvano, quien trabajaba en el mercado mayorista en Lima.

“Nosotros le dijimos que no lo hiciera, pero lamentablemente mi hermano viajó. Como era la primera vez que iba a Colombia y no conocía con quien iba a ir, por eso no queríamos”, expresó a Efe Jhon Elver.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Pablo Ferney Ruiz, aseguró que están en el proceso de investigación para dar con la “ubicación de los posibles responsables de estos hechos”.

Además, envió un “mensaje de solidaridad al pueblo peruano”, en especial a los familiares de la víctima.

UN CASO QUE ESTREMECIÓ A PERÚ

Luego de la visita a ciudades como Bogotá y Medellín, en la que hicieron algunas gestiones en el consulado peruano, el cuerpo de Silvano será repatriado “dentro de ocho días o menos” para que sus familiares puedan sepultarlo una vez esté en Huánuco, su ciudad de origen.

“Nos dijeron que lo van a llevar directo para allá; se demora más que todo por las pruebas de ADN”, comentó el hombre, afectado por un desenlace que vislumbraron una vez conocieron el video en el que se muestra cómo dos hombres, que se presumen venezolanos, lanzan al vacío al joven de 19 años, declarado fanático del futbolista colombiano James Rodríguez.

“Pedimos que se haga justicia, que sigan investigando y buscando a esos venezolanos que lanzaron a mi hermano. También nos vamos agradecidos con el apoyo que nos dieron en Colombia la Fiscalía, la embajada y la policía”, apostilló el mayor de los Cántaro.

El pasado sábado decenas de personas se reunieron en la céntrica plaza San Martín de Lima en respuesta a una convocatoria hecha por redes sociales con tintes xenofóbicos para exigir al gobierno del presidente Francisco Sagasti la expulsión de los venezolanos ilegales y con antecedentes delictivos del país.

Los asistentes también acudieron para protestar por el asesinato del peruano Silvano Cántaro en Colombia y marcharon hacia las sedes de canales de televisión y al frontis de la embajada de Venezuela en Lima.