Familiares comerciante asesinado y Juan Hubieres formalizan denuncia en PN

Por El Nuevo Diario jueves 19 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Ante la negligencia de la  Fiscalía de Bayaguana  y las autoridades policiales  de Monte Plata para apresar a los asesinos del comerciante, Luis Manuel Fabián Manzanillo, sus familiares hicieron esta mañana la denuncia formal en el Palacio de la Policía Nacional, donde fueron recibidos por el general Neivis Pérez Sánchez.

La Madre, varios hermanos y sobrinos de la víctima, fueron acompañados al palacio policial  por el excongresista Juan Hubieres, quien aseguró que las autoridades de la provincia saben quiénes fueron los autores el crimen y que no los apresan porque no les da la gana, ya que la impunidad se ha  hecho presente en el recinto policial de Bayaguana.

El asesinato del comerciante ocurrió el pasado tres de septiembre y los supuestos matadores de los cuales, Juan Hubieres dice poseer fotos, siguen libres y se pavonean por las calles del poblado sin que sean arrestados y sometidos a la justicia. Entre tanto, el pasado 15 de septiembre, el juez del Juzgado de Atención Permanente de Monte Plata, impuso tres meses de prisión preventiva a las imputadas, María Esther de la Cruz Castro, de 19 años, y Ana Hilda Aquino Hernández, de 20, imputadas en el asalto y muerte del comerciante por negado a entregar los teléfonos que pueden ser clave en la investigación.

Los dos acusados, cuyos nombres se desconocen; de acuerdo a informaciones facilitadas por residentes en el sector, son reconocidos distribuidores de drogas, tanto en Bayaguana como en Monte Plata, donde pagan “peajes” a autoridades que oscilan entre 20 mil y 30 mil pesos semanales para poder desarrollar sin obstáculos el ilícito negocio.

Los denunciantes, quienes pidieron no ser identificados por temor a represalias, sostuvieron que a esta condición es que obedece que no sean perseguidos ni por la policía ni por la Fiscalía.

Según denunció Juan Hubieres en el Palacio de la Policía, junto a los familiares del malogrado comerciante, uno de los acusados estuvo involucrado en el crimen del profesor Juan De León (Nilton) y que cuando este  fue apresado los policías y el fiscal actuantes,  le encontraron la pistola propiedad del profesor así como unas escopetas que portaba de manera ilegal pero que no obstante ser sometido, en Monte Plata lo dejaron en libertad.

En ese sentido, llamaron al director general de la Policía, general de brigada Ney Aldrin Bautista Almonte y al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, para que intervengan en el caso y ordenen sus apresamientos, ya que allí no hay voluntad de hacerlo.

El hecho de sangre, en que resultó muerto Luis Manuel Fabián Manzanillo,  ocurrió en el sector Las Flores del municipio de Bayaguana, el domingo 3 de septiembre pasado,  cuando Ana Hilda Aquino Hernández, su concubina lo llamó insistentemente para que fuera a comprarle un pica pollo.

Según relato de los familiares, cuando la víctima llegó al lugar acordado, fue asaltado por delincuentes que se ocultaban debajo de una mata y  que tras dispararle,  cargaron con el motor en que viajaba y 28 mil pesos que tenía en su poder.

Según el juez, a las imputadas se le impuso prisión preventiva porque  éstas no presentaron arraigo suficiente y porque ocultan un teléfono que puede ser clave en la investigación. La medida la cumplen en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, en San Cristóbal.

Durante la audiencia se presentaron familiares, amigos y moradores de Santa Cruz, Comatillo y Bayaguana, reclamando justicia por ser el occiso un hombre muy querido y valorado en esas comunidades.

La madre del comerciante muerto, así  como amigos y relacionados  sostienen que si la imputada se niega a entregar el teléfono de la víctima y el suyo, es porque ocultan algo y pidieron a la justicia imponer la sanción que ese hecho de sangre amerita.

En los últimos años, Bayaguana  y zonas aledañas  han sido víctimas de las acciones de bandas de delincuentes que mantienen en zozobra a sus moradores. Hay barrios que han sido bautizados como tierra de nadie, y al decir de algunos lugareños, estos son guaridas y dormitorios de delincuentes que se trasladan a esa demarcación desde la capital.

En el caso del Barrio Las Flores, el nerviosismo es tal que, ni los motoristas quieren aventurarse a ingresar en la zona y cualquier visitante que tenga un perfil que llame la atención corre el riesgo de ser atracado, en tanto que algunos residentes han optado por vender las viviendas y mudarse a otro lugar.

Los atracos, asaltos y violaciones se producen a cualquier hora del día y al parecer, las autoridades no tienen la capacidad para hacer frente a los delincuentes foráneos que operan en contubernio con las bandas originarias de allí.

Dicen los moradores que el consumo y venta de drogas en esos sectores marginales de Bayaguana es permanente, por lo que los residentes en el centro  y otros sectores de la comunidad los han bautizado como zonas de peligro.

Apple Store Google Play
Continuar