¡Faltan 13 días! PLD contra FDP ¿preparando el camino al 2024?

Por Humberto Salazar lunes 23 de septiembre, 2019

¡ Faltan 13 días para las primarias abiertas del 06 de octubre !

En el día de ayer fueron publicadas en las redes sociales del grupo leonelista, hasta ahora una corriente del Partido de la Liberación Dominicana, unas imágenes que podrían pasar desapercibidas y ser parte de un acto mas de los muchos que se están efectuando en los finales de esta larguísima campaña electoral, pero que para nosotros es muy significativo, porque deja entrever lo que esta pasando por la cabeza de quien dirige esa facción del partido oficialista.

En un barrio de la capital, específicamente el Simón Bolivar, el presidente del PLD y precandidato por esa organización política, tomó juramento a un grupo de personas innominadas, decimos esto porque no fueron publicados sus nombres, y lo hizo a nombre de lo que llama ¨la fuerza del pueblo¨, que cada día mas va tomando forma como el refugio que esta construyendo Leonel Fernandez, ante lo que parece ser la derrota que se le avecina en las primarias del 06 de octubre.

Y es que lo ocurrido dentro del PLD en los últimos meses, lo único que esta demostrando es la perdida del liderazgo ese partido por parte de quien es su presidente, quien en un momento no tenía que compartirlo con absolutamente nadie, pero que sin embargo una serie de factores personales y políticos, lo han llevado a hacerse socio de un grupito de radicales que ha alejado a todo aquel que no comulgue con los métodos atropellantes y con tendencia hacia la megalomanía que utilizan para lograr sus objetivos.

Nadie puede tener la menor duda de que esa política de aislamiento y encierro en una verdad que no necesariamente tiene que ser compartida por todos, esos son rasgos de autoritarismo intelectual donde ellos siempre tienen la razón y lo demás ni siquiera un poquito, es lo que ha llevado a Leonel a dilapidar un capital político que en un momento determinado abarcaba amplios sectores de la población, pero que se ha ido disminuyendo a medida que su discurso se radicaliza, al parecer influenciado por un grupito de ¨loosers¨ que nunca en su vida han sido exitosos en ninguna actividad humana que se les haya ocurrido realizar.

No tenemos idea de como una persona racional e inteligente, como es el caso de Leonel Fernandez, no logra entender una realidad nacional que esta exigiendo respuestas de parte un sistema de partidos que colapsó hace bastante tiempo en las manos de quienes los dirigen, y donde lo único que sobrevive es todavía una estructura añeja del PLD, y esto porque su longevidad al frente de los principales poderes del estado le ha permitido mantener funcionando un andamiaje político que esta intimamente vinculado a los espacios de poder que ocupa hasta ahora.

Antes que asumir la necesidad de renovación, se hace rodear de un grupo de personas sin luces y congeladas en un pasado que por mas que se quiera no volverá, por si el presidente del PLD no se había dado cuenta, el viejo partido morado murió el mismo día que decidieron entre todos abrirlo a la masificación, única vía en la República Dominicana para ganar eleciones, y eso dio lugar al surgimiento de una agrupación mas de las del sistema, muy parecida al Partido Reformista, donde lo que prima son las alianzas con los grupos de poder para poder repartir en obras las riquezas que producimos entre todos.

Es en este escenario donde Danilo se hace mayoría dentro del PLD, sus dos gobiernos han tenido resultados mas que suficientes para haberle permitido presentarse nueva vez como candidato en el 2020, con amplísimas posibilidades de ganar las elecciones que es el motivo principal que tienen los miembros de un partido para activar en política, al fin y al cabo nadie trabaja tanto para el inglés, y decimos esto porque cuando Medina llegó el poder en el 2012, el partido oficial todavía era una agrupación urbana con un pensamiento de pequeños burgueses, solo hay que contar los miembros del comité político y determinar su origen.

Pero Danilo le ha dado el PLD el espacio que le faltaba para convertirse en un partido tan grande que ahora quiere destruirse a si mismo, pues le agregó la participación de ese 35% de nuestra población que vive en la zona rural, un grupo social que históricamente había sido abandonado por un partido que, como desprendimiento del Partido Revolucionario Dominicano, tenia su base de origen en los barrios de las grandes ciudades, y en el caso del PLD en las aulas universitarias de las vieja casa de estudios que fundaron los españoles en 1538.

Al irse transformando en un partido de masas sin orden interno, los tres cargos del PLD que debieron hacer ese trabajo se dedicaron a sus proyectos personales; estos fueron Leonel, Reinaldo y Felix Bautista, presidente, secretario general y secretario de organización respectivamente, entonces cada quien que ocupaba un cargo interno, los funcionarios electos, los dirigentes tradicionales y los que se fueron agregando al PLD desde otros partidos, fueron cobijándose debajo de la corriente que mantiene las puertas abiertas para la participación y la apertura, que es sin dudas Danilo y el danilismo.

Esto y no otra cosa es lo que explica la perdida del liderazgo de Leonel dentro del PLD, nada tienen que ver sobrecitos o tonterías como esas, los que conocemos a ese partido sabemos que excepto dos o tres irrespetuosos ¨lenguasueltas¨ nadie ha sido perseguido por no pertenecer al danilismo dentro de esta administración, lo que ha pasado lo explicó un diputado de la capital en un programa de radio cuando dijo: ¨tengo que estar con Gonzalo porque por lo menos chateo con el y me responde, a Leonel no lo veo desde la campaña del 2016 y nunca me ha llamado aunque yo sea diputado del partido que el preside¨.

Entonces si este es el panorama, ya estamos casi en la fecha donde se deberán contar los votos el 06 de octubre, lo que podría estar pasando por la cabeza del leonelismo es inventarse desde la consigna ¨la fuerza del pueblo¨, lo que podría ser un movimiento político para intentar darle vida a un proyecto político que se muere, aunque esto ya es un imposible para las elecciones del 2020, la ley es clara en el sentido de que nadie puede ir por un partido diferente a estas alturas del juego, ese afán de juramentar a nombre de algo diferente al PLD como que tiene ¨cocorícamo¨.

Sin embargo lo que se esta produciendo, y eso se escucha en los labios de los mas conspicuos y longevos teóricos del leonelismo, es que la lucha es entre una cúpula que gobierna al PLD (quieren decir mayoría) y el resto al que ellos llaman ¨la fuerza del pueblo¨, entonces si a esa cúpula que suponemos que es el comité político, comité central, mayoría de senadores y diputados, mayoría de alcaldes y ediles, así como también mayoría de dirigentes de comités intermedios, se le opone el otro grupo tendremos la dualidad que dará origen a un refugio post primarias.

Lo que ocurre es que las luchas de este tipo solo se resuelven contando votos, esperamos que tengan la gallardía de admitir su derrota, si es que se produce, aunque sea por un solo voto porque esa es la regla de las democracia de la que tanto han hablado, porque si es con un partido llamado ¨la fuerza del pueblo¨ con el que cuentan, eso será para el 2024, cuando algunos de sus propulsores podrían estar haciendo campaña en otros escenarios que se encuentran muy alejados del planeta tierra.

¡ Ay, ¨el tiempo el implacable el que pasó, siempre una huella triste nos dejó¨.

 

Por Humberto Salazar

Anuncios

Comenta