Extienden por quinta vez vigencia del billete de 100 bolívares en Venezuela

Por El Nuevo Diario Viernes 17 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aprobó hoy una quinta extensión a la vigencia del billete de 100 bolívares, equivalente a 15 centavos de dólar, que debía salir de circulación a mediados de diciembre pasado cuando se esperaba entrara en circulación un nuevo cono monetario en el país caribeño.

"He decidido prorrogar hasta el 20 de abril, una vez más, la vigencia y circulación del billete de 100 bolívares que ha sido objeto de esta guerra internacional", dijo Maduro durante su programa radial "La Hora de la Salsa".

El mandatario aseguró que el Banco Central (BCV) trabaja "progresivamente" en la estabilización de la moneda local, que se ha visto afectada por la inflación, un indicador que el ente emisor no ha comunicado respecto a 2016 pero que el Parlamento, de mayoría opositora, calcula cerró en 550 %.

Maduro reiteró hoy que ha habido un "ataque" contra esta denominación del bolívar venezolano "que ya nadie puede negar", luego de que las Policías de Paraguay y Brasil hallaran "gigantescas caletas" de billetes de 100 bolívares en sus respectivos países.

"En diciembre nos iban a dejar sin billete, teníamos el 3 % de los billetes de 100 (…) Nosotros tomamos una medida dura y recogimos el 80 % del papel moneda, pero se quedó por fuera una cantidad grandísima", prosiguió.

El jefe de Estado señaló también que los billetes del nuevo cono monetario de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares se irán incorporando a la red de cajeros automáticos y explicó que este proceso tomará alrededor de dos meses, aunque pidió a su gabinete supervisar estos trabajos para evitar retrasos.

El billete en cuestión era el papel de mayor denominación en Venezuela hasta que en enero comenzaron a circular las nuevas piezas más ajustadas a la inflación.

Maduro ordenó su salida de circulación el 11 de diciembre pasado cuando, además, advirtió que en solo 72 horas este papel perdería su vigencia, por lo que en todo el país se hicieron maratónicas jornadas de depósitos de este papel.

Esta medida fue calificada por la oposición venezolana de irresponsable después de que se desataran disturbios que concluyeron con tres muertos.