Exprimer ministro paquistaní Nawaz Sharif condenado a 7 años por corrupción

Por EFE lunes 24 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, ISLAMABAD.- Un tribunal anticorrupción condenó hoy a siete años de cárcel al ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif por la posesión de una fábrica de acero y le declaró inocente en otro caso de corrupción, después de que en julio ya fuese sentenciado a 10 años de prisión.

El juez del Buró de Responsabilidad Nacional (NAB, órgano anticorrupción) Arshad Malik condenó a Nawaz a siete años de cárcel y una multa de 2,5 millones de dólares al considerar que la empresa Al-Azizia Steel Mills, a nombre de uno de sus hijos en Arabia Saudí, pertenece al ex primer ministro, quien no ha podido demostrar cómo financió ese proyecto.

Al mismo tiempo, el juez le declaró inocente en otro caso de supuesta corrupción relacionado con una compañía de inversiones en el Reino Unido.

Tras el anuncio de la sentencia, Nawaz fue detenido e introducido en una furgoneta policial entre fuertes medidas de seguridad y después de un enfrentamiento entre unos 500 seguidores del político y la Policía que vigilaba el tribunal.

Los seguidores de Nawaz trataron de llegar al tribunal y lanzaron piedras a los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos.

El ex primer ministro ya fue condenado el pasado año a 10 años de prisión por la propiedad de cuatro pisos de lujo en una prestigiosa zona de Londres y encarcelado por ello, aunque fue liberado en septiembre mientras un tribunal estudia su apelación.

Sharif, de 68 años, fue inhabilitado en julio de 2017 por el Tribunal Supremo por no desvelar un sueldo que recibió de una empresa de un hijo, una irregularidad desvelada tras la publicación de los Papeles de Panamá.

Esos documentos revelaron en abril de 2016 que tres de los cuatro hijos de Sharif crearon compañías en las Islas Vírgenes británicas con las que controlaban propiedades en Londres, lo que llevó al Supremo a poner en marcha un investigación tras un año de protestas de la oposición.

La investigación reveló además la existencia de la empresa Al-Azizia Steel Mills en Arabia Saudí y la compañía de inversiones en el Reino Unido.

En julio, poco antes de las elecciones generales que perdió el partido de Nawaz, el ex primer ministro fue condenado a 10 años de cárcel por la propiedad de los pisos en Londres, y a siete años de prisión su hija, Maryam.

Ambos fueron encarcelados, pero en septiembre la sentencia fue suspendida por Tribunal Superior de Islamabad mientras estudia la apelación que presentaron.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar