Expresidente sudafricano dice que Reino Unido y EEUU buscaron echar a Mugabe

Por EFE miércoles 18 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, JOHANNESBURGO.- El expresidente sudafricano Thabo Mbeki asegura que tanto Estados Unidos como el Reino Unido buscaron el derrocamiento en Zimbabue de Robert Mugabe y que incluso, según declaraciones recogidas hoy por la prensa local, el antiguo primer ministro británico Tony Blair barajó intervenir por la fuerza.

En concreto, las presiones a las que se refirió Mbeki para que Sudáfrica apoyase la caída de Mugabe -fallecido el pasado 6 de septiembre- se centraron en las polémicas elecciones presidenciales zimbabuenses de 2002.

“El Reino Unido y Estados Unidos estaban particularmente interesados en que Mugabe no debía participar en la carrera electoral como presidente y nos contactaron para hacer esta propuesta de que había que encontrar un camino para asegurar que no compitiera”, afirmó el que fuera el segundo presidente democrático de Sudáfrica (1999-2008), según publica hoy el diario “The Citizen”.

Mbeki, quien durante su gobierno siempre se contó entre los aliados de Mugabe pese a las críticas por la tibieza de Sudáfrica frente al deterioro de Zimbabue, hizo estas declaraciones en un acto este martes en la localidad oriental sudafricana de Durban para homenajear al fallecido líder de la independencia zimbabuense.

El acto estaba organizado por su partido, el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), antiguo movimiento de liberación en el que estuvo Nelson Mandela, y a él acudieron cientos de militantes y una delegación enviada desde Zimbabue.

Mbeki ya había hablado públicamente en el pasado de las presiones recibidas desde potencias occidentales para dar la espalda a Mugabe y, en esta ocasión, fue especialmente claro en sus denuncias.

“Tuvimos muchas interacciones con ellos. Al final, el Gobierno británico de Tony Blair dijo que estaban listos para usar la fuerza para sacar a Robert Mugabe. He dicho esto antes y Tony Blair dijo que no estaba diciendo la verdad”, recalcó el segundo presidente democrático de Sudáfrica.

“Blair dijo que no se libraron de Mugabe porque no era práctico, ya que los países africanos de alrededor mostraron apoyo persistente y se hubieran opuesto a cualquier acción…Y, de hecho, nos opusimos enérgicamente porque decimos que el pueblo de Zimbabue tiene derecho a decidir su propio destino”, agregó.

Mbeki dedicó elogios al hombre que, con mano de hierro, acaparó el poder en Zimbabue durante casi cuatro décadas y se mostró tajante en su defensa.

“Fue un gran patriota, un defensor de la independencia de África, un defensor de los intereses de África. Era muy de principios y muy valiente”, recalcó.

Mugabe falleció a los 95 años el 6 de septiembre en Singapur, donde estaba ingresado desde abril en un hospital debido a una enfermedad a causa de su avanzada edad.

Después de 37 años en el poder marcados por la férrea represión de sus adversarios, la falta de libertades y un grave deterioro de la economía, Mugabe fue depuesto a finales de 2017 mediante un golpe militar no violento.

Anuncios