Expresidente Ricardo Lagos es proclamado candidato a la presidencia de Chile

Por EFE sábado 14 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santiago de Chile, 14 ene (EFE).- El expresidente chileno Ricardo Lagos fue proclamado hoy candidato a un nuevo mandato por el Partido por la Democracia (PPD), la colectividad que él fundó en los años 80, en plena dictadura de Augusto Pinochet.

El exmandatario chileno (2000-2006) fue elegido en una votación secreta en la que participaron dirigentes que asistieron a un Consejo Nacional del PPD celebrado en un céntrico cine de Santiago.

Fuentes del partido dijeron que se contabilizaron 186 votos, de los que Lagos se adjudicó el 92,6 %, derrotando con holgura al diputado Jorge Tarud.

Lagos, que aparece rezagado en las encuestas, con 5,0 % de intención de voto como promedio, aceptó el nombramiento "con humildad y también con la responsabilidad que ello implica".

"Esta candidatura es una invitación a encontrarnos con los valores que nos unen y desde allí generar los cambios indispensables que se requieren hoy", indicó el político de 78 años, que subrayó su propósito de trabajar "para lograr un Chile libre, igualitario y justo".

"Aquí estamos para poner las ideas, discutirlas y en torno a ellas, lograr una unidad perdurable", manifestó.

"Me considero que soy el mismo de siempre, con las mismas convicciones de toda la vida. No he cambiado, sigo creyendo que el testimonio de mi vida es servir para que más personas vivan con más justicia y equidad", aseveró.

Sobre la crisis de desconfianza ciudadana que vive Chile, con solo 35 % de participación en las elecciones municipales del pasado octubre y un fuerte rechazo a los partidos políticos, al Parlamento y a diversas instituciones, Lagos apuntó como causas a la corrupción, la colusión de las empresas y el clasismo.

"Vivimos una crisis de desconfianza profunda. La colusión, corrupción, contaminación, clasismo. El abuso es indigno y lo es más cuando viene de los poderosos", dijo, y anunció que "así como cuando apuntamos al dictador, hoy lo vamos a hacer con estas personas", en alusión a un gesto que lo hizo célebre cuando apuntó con el dedo índice a Pinochet.

Lagos apeló a la unidad de la gobernante coalición Nueva Mayoría, heredera de la Concertación, como indispensable para el éxito y destacó los beneficios que los gobiernos progresistas han dado al país.

"Los progresistas en estos años han hecho un Chile mejor que el que teníamos. Solo hemos avanzado cuando estamos unidos hasta el final, siempre estando unidos. Vivo con los mismo sueños de ayer. Sé lo que es fracasar y ponerse de pie para enmendar el camino y aprender los errores", dijo al respecto.

En ese contexto, consideró que su candidatura "no es un reconocimiento a una persona, es a un compromiso programático para escribir juntos el futuro. El país y las fuerzas progresistas de Chile tiene que impulsar y consolidar las transformaciones indispensables hacia adelante". añadió.

Gonzalo Navarrete, presidente del PPD, dijo que la alta votación obtenida por Lagos "indica la coherencia y organización" que posee el PPD.

"Usted, Ricardo, representa nuestra historia, la posibilidad de construir un mejor futuro", dijo.

El diputado Jorge Tarud, si bien dijo estar resignado, cuestionó la forma en que fue proclamado Lagos, señalando que habría preferido una consulta ciudadana o una primaria interna para designar el candidato.

En la Nueva Mayoría, el Partido Radical proclamó hace una semana al senador Alejandro Guillier, el mejor posicionado en las encuestas, como su candidato presidencial, mientras el Partido Socialista aún debate la forma de elegir el suyo, con varios aspirantes en competencia, entre ellos el exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el propio Lagos.

También aspira a ser candidato Fernando Atria, que representa el ala más izquierdista del partido.

La Democracia Cristiana, el mayor partido de la coalición, debate aún si llevar o no un candidato propio a la primera vuelta de la elección presidencial del 19 de noviembre próximo.

La ruta institucional, en tanto, apunta a una primaria entre los aspirantes de cada partido, que debe celebrarse en julio próximo. EFE