Expresidente hondureño Porfirio Lobo resta importancia a sanción de EE.UU.

Por EFE martes 20 de julio, 2021

EL NUEVO DIARIO, TEGUCIGALPA. – El expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) restó importancia este martes a las sanciones por corrupción en contra suya y su familia anunciada por el Departamento de Estado de EE.UU.

“Si no voy allá (a EE.UU.), pues no voy, ya estuve 20 años sin visa (…), sino quieren que vaya, no voy”, dijo Lobo en declaraciones a la prensa.

Las sanciones impiden la entrada en Estados Unidos de Lobo y su familia, explicó en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken.

“Cuando estuvo en el poder, el presidente Lobo aceptó sobornos de la organización narcotraficante Los Cachiros a cambio de favores políticos. Como primera dama, Rosa Lobo se implicó en actos significativos de corrupción mediante fraude y malversación de fondos públicos para su propio beneficio”, aseguró Blinken.

Lobo cuestionó a Estados Unidos por no sancionar al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a quien la Fiscalía de EE.UU. acusa de haber aceptado sobornos a cambio de proteger y facilitar el contrabando de drogas en Honduras.

El exgobernante respondió con “y porque nada contra JOH (Juan Orlando Hernández)”, cuando los periodistas le preguntaron sobre los nuevos señalamientos hechos por Estados Unidos en su contra.

Afirmó que a Estados Unidos “no les importa (lo que pase en Honduras), ellos no les importa, ellos solo miran su interés geopolítico”.

Tanto el expresidente Lobo como su esposa aparecieron en la llamada “lista Engel” que el Departamento de Estado publicó el pasado 1 de julio, en cumplimiento de una ley aprobada por el Congreso estadounidense el pasado diciembre.

Pese a los señalamientos por corrupción, Lobo dijo que “nadie la va quitar la paz” y aseguró que no tiene ninguna intención de gestionar la aprobación de una nueva visa para viajar a Estados Unidos.

“Ustedes creen que los gringos nos quieren a nosotros, están equivocados, si nos quisieran abrirían la toda la gente que están (en la frontera) pidiendo permiso”, señaló.

Las restricciones para obtener visados para viajar a EE.UU. también se aplican a los hijos adultos de Lobo y la ex primera dama, Fabio Porfirio Lobo y Ambar Naydee Lobo Bonilla, así como a su hijo menor, explicó Blinken en su comunicado.

El titular de Exteriores matizó que el expresidente Lobo (2010-2014) “no ha sido condenado todavía” en Honduras y que su esposa “ha sido liberada de prisión y espera un nuevo juicio”, que está previsto que comience esta semana.

No obstante, Blinken opinó que los “actos corruptos” de ambos “socavaron la estabilidad de las instituciones democráticas de Honduras”, y se comprometió a seguir “combatiendo la corrupción y el desdén del estado de Derecho que coarta el progreso” en el país centroamericano.